Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE continuará el diálogo con Cuba pese a la falta de avances en derechos humanos

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, durante la rueda de prensa ofrecida ayer junto a los ministros de exteriores de Argentina y Marruecos para informar sobre los acuerdos de la reunión del primer foro Atlántico Sur que reúne a países de Europa, América Latina y África para buscar áreas de cooperación en ámbitos como la seguridad y el medioambiente. EFEtelecinco.es
La Unión Europea (UE) apostará mañana por continuar con el diálogo político con Cuba a pesar de constatar la falta de avances de la isla en materia que derechos humanos.
Los ministros de Exteriores de la UE aprobarán formalmente la decisión sobre la revisión de la política comunitaria hacia la isla, y en la que se establece el mantenimiento de ese diálogo y la insistencia en la liberalización de los presos políticos y en la mejora de los derechos humanos.
El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, declaró este sábado que España quiere que "el diálogo se intensifique, sea respetuoso y tome en consideración la postura de las autoridades cubanas", aceptando la posición crítica de la UE.
Cada año en junio, los países europeos evalúan su relación con Cuba, tal y como establece la llamada "posición común" de 1996, el documento que rige la política de la Unión hacia la isla y que las autoridades cubanas siguen considerando un obstáculo para normalizar las relaciones bilaterales.
La decisión que aprobarán los ministros señala la "determinación de celebrar un diálogo completo orientado a la obtención de resultados con las autoridades cubanas así como con representantes de la sociedad civil y de la oposición pacífica pro democrática".
A pesar de ello, el Consejo reconocerá que está "seriamente inquieto por falta de progresos en la situación de los derechos humanos en Cuba, en particular en el ámbito de los derechos civiles y políticos, y de las reformas políticas".
"Esta cuestión es una de las prioridades clave de la UE", recalca la decisión pactada ya por los Veintisiete países comunitarios, quienes también instarán al Gobierno de La Habana "a que libere sin condiciones a todos los presos políticos, incluidos los que fueron detenidos y condenados en 2003".
Precisamente el encarcelamiento de 74 disidentes cubanos en 2003 movió a la UE a imponer sanciones diplomáticas contra el régimen cubano, aunque esas medidas fueron congeladas en 2005 y revocadas el año pasado a propuesta de España.
Tras ese levantamiento, ambas partes retomaron el diálogo político y la cooperación el pasado mes de octubre, aunque aún no han llegado a "normalizar" sus vínculos.
En una reunión con la "troika" de la UE celebrada en Bruselas el mes pasado, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, aseguró que Cuba "está dispuesta" a normalizar las relaciones con los europeos, pero recalcó que la "postura común", a la que calificó de "obsoleta" o "unilateral", constituye un "escollo" en ese proceso.
La decisión que se adoptará mañana se revisará en junio de 2010, al término de la presidencia semestral española de la UE.
Diversas fuentes diplomáticas explicaron esta decisión de mantener el diálogo a pesar de la falta de avances en derechos humanos en que las discusiones con La Habana son todavía muy recientes y se quiere explorar a fondo la posibilidad de lograr avances y luego ver si el diálogo se mantiene.
La posición es unánime entre los Veintisiete países miembros de la UE, incluyendo a algunos, como Suecia o Dinamarca, que habían sido más críticos en los últimos con las situación de los derechos humanos en la isla caribeña.