Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT dice que el núcleo de su estudio para Parla (Madrid) es de elaboración propia pero admite error al no citar fuentes

UGT de Madrid ha asegurado que "toda la información" que contiene el estudio elaborado para el Ayuntamiento de Parla (Madrid) en el ámbito local "es de elaboración propia", aunque reconoce un error al no citar a las fuentes en "la parte general".
En un comunicado emitido este jueves al hilo de las últimas informaciones publicadas, UGT explica que en diciembre de 2009 concertó con el Ayuntamiento de Parla, previo expediente administrativo conforme a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas, la ejecución de un 'Estudio sobre Necesidades Formativas y de Empleo en materia de Dependencia en el Municipio de Parla', dentro de un programa más amplio sobre esa materia desarrollada por el propio Ayuntamiento.
El estudio, de 111 páginas, precisa, iba dirigido a "analizar y definir el número de personas dependientes que habitan en el municipio, el número de entidades que trabajan en servicios de atención a dependientes y los recursos propios y ajenos del municipio en materia de dependencia, así como las necesidades de servicios y las posibilidades de empleo en esta materia de la dependencia".
El documento se estructura en dos partes, una "parte general" sobre la normativa relativa a la Ley de Dependencia, su alcance y objetivos, los ratios que marca la Ley y sobre los criterios de acreditación de los centros y servicios del sistema adoptados por el Consejo Territorial, y otra "parte específica", núcleo central del trabajo, sobre la situación en el municipio de Parla.
Según el sindicato, la parte general es común a este tipo de estudios y, en este caso, contiene todo el desarrollo de los Acuerdos y de la instauración del Sistema de Atención a la Dependencia (SAAD), recogiendo varios cuadros y textos que se extraen del BOE, del Libro Blanco de la Dependencia y otros documentos de la administración.
"Para ello se han utilizado distintas fuentes documentales, además de la normativa vigente, entre ellos un estudio de la Fundación Alternativas e Informes de UGT y también de CC.OO. sobre todo en la parte relativa a la descripción de aquella normativa", ha indicado, para agregar que "esta parte sin duda cometió un error al no citar estas fuentes documentales".
"ES NORMAL EL INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN"
No obstante, ha añadido que "es normal en este tipo de estudios el intercambio y utilización de información, sobre todo sindical, mucha de la cual es producto de reflexiones y actuaciones comunes".
Por otro lado, tras aclarar que "toda la información que se cita en el informe a nivel local, casi exhaustiva en esta materia, es de elaboración propia", ha explicado que "para ello se realizó un análisis socio/económico del municipio, así como una encuesta dirigida tanto a personas como a empresas e instituciones dedicadas a la atención a la dependencia en el municipio".
Como ha indicado el sindicato, el objetivo del estudio era conocer y mejorar en lo posible las necesidades y carencias de las personas con dependencia y a la vez analizar las posibilidades de inserción laboral a través de las profesiones emergentes propiciadas por el desarrollo de esta ley. Lo que requería un análisis de la cualificación de la población desempleada y de la oferta formativa existente en el municipio, reglada o no.
"NO ERA UN PAGO PARA EVITAR HUELGAS"
Asimismo, asegura que la adjudicación del estudio "no era un pago para evitar huelgas". En este sentido, precisa que el despido de 66 trabajadores por el Ayuntamiento de Parla en noviembre de 2011 fue muy posterior a la adjudicación del informe, y señala que frente a aquella decisión municipal de despedir y frente a otras en el ámbito del empleo público en Parla, UGT-Madrid ha venido ejerciendo múltiples acciones de presión y reivindicación.
El comunicado concluye diciendo que Masercisa, sociedad de la que es titular única UGT-Madrid y adjudicataria del informe, es consciente de que esta "desinformación y manipulación" en cuanto al informe "tiene que ver con la campaña de descrédito dirigida contra el sindicato UGT".