Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UNRWA reanuda el envío de ayuda a Gaza tras entregarle Hamás lo confiscado

Un palestino arrastra un saco de comida en un centro de reparto de ayuda humanitaria de Naciones Unidas en el campo de refugiados de Al Shatea, Gaza. EFE/Archivotelecinco.es
La agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos anunció hoy la reanudación del envío de ayuda a Gaza, tras haber recibido del Gobierno de Hamás los cargamentos que habían sido confiscados la semana pasada.
La agencia (UNRWA, en sus siglas en inglés) suspendió el pasado viernes el envío de ayuda a la franja palestina tras denunciar que había sido sustraída en dos ocasiones por las autoridades de Hamás.
La organización había dejado claro que la suspensión permanecería en efecto hasta que los cargamentos fuesen devueltos y recibiera "garantías creíbles" del Gobierno de Hamás en Gaza de que no se repetirían tales incidentes.
Ambas condiciones se han cumplido, precisó Christopher Gunness, portavoz de la agencia de ayuda a los refugiados, que suponen dos tercios del millón y medio de habitantes de Gaza.
El Gobierno de Hamás en Gaza defiende que todo fue un "malentendido" y una confusión entre los empleados de la agencia y los conductores de la compañía privada que había contratado para recoger la ayuda depositada en un puesto fronterizo con Israel.
Además de anunciar la reanudación del envío, la UNRWA denuncia que su trabajo de entrega de ayuda "sigue comprometido por la decisión del Gobierno israelí de rechazar la entrada de tres camiones cargados de nailon para hacer las bolsas de plástico en que se distribuye la comida".
Israel tampoco da a la agencia luz verde para introducir en Gaza "doce camiones con masa de papel para la impresión de libros, incluidos los libros de texto sobre derechos humanos para el segundo semestre, que comenzó hace dos semanas", añade.
La UNRWA también detuvo sus actividades en Gaza el pasado 8 de diciembre, tras una serie de ataques del Ejército israelí contra sus instalaciones y personal asociado en los que murieron decenas de civiles.
Un día después reanudó su trabajo en Gaza tras recibir "garantías creíbles" del alto mando militar israelí de que se respetarían las labores humanitarias de la organización durante la operación "Plomo Fundido", en la que murieron unos 1.400 palestinos.