Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPN dice que Geroa Bai "se ha desplomado" y cree que no se puede ser presidenta con el 4,28% de apoyos

Defiende que se debe dejar gobernar a la fuerza más votada y destaca que UPN-PP se ha visto "reforzada" en la jornada electoral
El presidente de UPN y portavoz en el Parlamento foral, Javier Esparza, ha remarcado que Geroa Bai en estas elecciones "se ha desplomado como fuerza política en Navarra de una forma que no tiene parangón" y ha considerado que "no se puede ser" presidenta del Gobierno de Navarra con el 4,28% de apoyos.
"Ahora vendría la pregunta, ¿alguien cree que se puede ser presidenta del Gobierno con 14.289 votos?, ¿alguien cree que se puede presidir esta comunidad con el 4,28% de apoyos? La respuesta es clara, creo que no", ha declarado a los periodistas tras la Mesa y Junta de Portavoces de este lunes.
Preguntado por si, por tanto, considera que la jefa del Ejecutivo foral, Uxue Barkos, tiene que convocar nuevas elecciones en Navarra, Esparza ha contestado que no le va a decir lo que tiene que hacer, pero sí que "tiene que hacer una reflexión muy profunda".
En su opinión, Geroa Bai ha vivido "una caída libre, que no se sostiene por ningún lado, por mucho que se quiera decir" que las elecciones generales "no tiene nada que ver" con las forales. A su juicio, ha habido un mensaje "muy claro" de los navarros, que "no tienen confianza en esta manera de gobernar".
"El resultado es consecuencia de las decisiones que se están tomando, se está gobernando para unos pocos, yo si estuviera en su lugar me lo pensaría muy, muy en serio", ha apuntado el líder regionalista.
Por otro lado, Javier Esparza ha mostrado su agradecimiento a los navarros que han confiado en la coalición UPN-PP y ha destacado que están "satisfechos" del resultado cosechado en la Comunidad foral, donde se han afianzado como primera fuerza.
Según ha dicho, este resultado electoral les hace "más fuerte" y "nos refuerza en el trabajo que estamos haciendo en los últimos meses". Ha remarcado, además, que "sin duda" es "un resultado que debilita enormemente a este Gobierno y a su presidenta" y ha afirmado que si hasta ahora ha definido la gestión del Ejecutivo de "imposición, nacionalismo y revancha", ahora "se le podría unir castigo". "Un castigo sin precedentes de los navarros a este Gobierno", ha agregado.
A su juicio, "los navarros han dicho alto y claro un no a los partidos nacionalistas, a ese modelo que se ha querido trasladar de nacionalismo más populismo, porque los apoyos que han conseguido recabar son menores a diciembre".
"Este resultado nos da fuerza y nos avala para seguir trabajando a favor de la gente, a favor del empleo, del crecimiento, el sentido común, el inglés, la educación. Eso lo vamos a seguir haciendo con humildad, escuchando a la gente", ha garantizado Esparza, para poner en valor que UPN-PP ha logrado ser "primera fuerza en 143 municipios, incluida Pamplona y Tudela".
En cuanto a los resultados a nivel nacional, ha remarcado que la cita con las urnas ha dejado "claras las cosas". "España ha hablado, los españoles han hablado, se debe dejar gobernar a la fuerza más votada", ha defendido Esparza, para resaltar que Mariano Rajoy "ha recibido más apoyos de una forma clarísima".
Ante este panorama, el presidente regionalista ha esperado que "se alcance un acuerdo lo más sensato posible" y que "este país tenga estabilidad porque nos hace falta".