Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPN de Pamplona ve la gestión del equipo de gobierno como un "tsunami", caracterizada por "sectarismo y desmadre"

Enrique Maya acusa al alcalde, Joseba Asiron, de "pensar en los suyos y no pensar en el conjunto de la ciudadanía"
El portavoz del grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona, Enrique Maya, ha afirmado que "lo que está haciendo el equipo de gobierno es como un tsunami", una gestión que, en su opinión, en el primer año de legislatura se ha caracterizado por el "sectarismo, el desmadre y la inacción".
Ha criticado, además, que tienen "una forma de hacer política poco honesta, porque no se explican las cosas", lo que "está generando en el propio cuatripartito grietas".
En un desayuno con los medios de comunicación para hacer balance del año, Maya ha remarcado que desde "muy al principio nosotros dijimos que la acción de gobierno del cuatripartito se caracterizaba por el sectarismo, el desmadre y la inacción", algo que, a su juicio, "el año que ha transcurrido lo ha puesto absolutamente de manifiesto".
Ha acusado Maya al equipo liderado por Joseba Asiron de "pensar en los suyos y no pensar en el conjunto de la ciudadanía" y ha subrayado que esto "se ha puesto en evidencia con un montón de acciones". "Empezaron ya el mismo día de la toma de posesión en la que UPN tuvo que entrar entre abucheos e insultos y realmente acosados", ha criticado.
Asimismo, ha opinado que el "desmadre" ha sido "espectacular" durante este primer año de gobierno municipal de EH Bildu y ha puesto como ejemplo de ello el tema de las escuelas infantiles, en el que ha dejado "a una gran parte de los ciudadanos entre la espada y la pared", o "el caso Beloki o el caso Berro". "No han sabido gestionar las cosas, no han estado a la altura y lo han reconocido", ha comentado.
Por otro lado, ha criticado que el gobierno municipal "haya vendido 100 acciones" en su primer año de gestión, "confundiendo deseos con acciones", y ha asegurado que, frente a ello, "podríamos hablar de un montón de cosas no hechas que como no se hacen se olvidan".
"Podríamos hablar de la paralización del tren de altas prestaciones y de la paralización del futuro de Echavacoiz; se han olvidado de que en la ciudad que pueda haber nuevas conexiones peatonales o nuevas pasarelas; nadie se acuerda ya del ascensor de Trinitarios-San Juan o de arreglar las naves del Sadar", ha apuntado Maya, quien cree que "hay multitud de cuestiones que están prácticamente olvidadas ya, en el limbo, y a cambio tenemos problemas".
"LO MEJOR, QUE YA HA PASADO UN AÑO"
Para el portavoz regionalista, lo "mejor" de lo que va de legislatura es que "ya ha pasado un año", si bien ha reconocido que el equipo de EH Bildu "dentro de todo lo que están haciendo mal, mantienen un cierto sentido institucional". "Nunca veríamos al alcalde de Pamplona con una camiseta de Spiderman, eso lo hace Aranzadi y no lo hace Bildu, por lo menos ese sentido institucional en algunas cuestiones lo han respetado", ha valorado.
Igualmente, ha señalado que la ciudad "ha seguido funcionando", aunque con "carencias", dado que "Pamplona es una ciudad tan potente, tan importante, tan bien dotada, tan sana, tan saludable y tan moderna que funciona, pero peor de lo que debiera".
Respecto a qué ha hecho mal UPN como oposición durante este año, Maya ha considerado que "hemos hecho mal una cosa" que "no hemos sido capaces de darle la vuelta a lo que nosotros queríamos que no fuese, es decir, que nuestra actividad política fuera básicamente de crítica y menos de aportación".
"La sensación será que estamos siendo muy críticos y no aportamos todo lo que debiéramos, pero es que esto es como un tsunami, lo que está haciendo este equipo de gobierno es tan sectario y es tal el desmadre que es realmente difícil responder a todas las barbaridades que están haciendo y, además, ser propositivos", ha afirmado el portavoz de UPN.
En este sentido, ha asegurado que "nosotros queremos serlo" porque "nos preocupa mucho Pamplona". "A mí me duele Pamplona, yo que conozco la ciudad porque tengo muchos años y llevo aquí 54, me duele que Pamplona en un momento realmente interesante en su historia que es cuando se va saliendo de una crisis demoledora nos quedemos fuera de juego", ha subrayado.
Según ha expuesto, "hay tantas cosas que una ciudad moderna tiene que hacer que este parón me preocupa mucho" y ha lamentado que "ni tan siquiera por utilizar la experiencia de la formación regionalista para un mejor futuro para Pamplona, se hayan dignado a dirigirse a nosotros".