Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD pide a Andreu que impute al presidente de Lazard, Jaime Castellanos, por falso testimonio

Asegura que existen indicios de irregularidades en contratos adjudicados al banco de inversiones por Caja Madrid desde la llegada de Rato
El partido Unión, Progreso y Democracia (UPyD), personado como acusación popular en la causa que investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia, ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que cite a declarar como imputado al presidente del banco de inversiones Lazard, Jaime Castellanos, por la comisión de un delito de falso testimonio.
La formación asegura, en un escrito remitido al Juzgado Central de Instrucción número 4, que Castellanos "faltó a la verdad en su declaración prestada en calidad de testigo el pasado 19 de febrero de 2013" en respuesta a preguntas formuladas sobre la retribución percibida en el banco por el expresidente de Bankia Rodrigo Rato, que trabajó en esta entidad entre febrero de 2008 y enero de 2010.
El presidente de Lazard indicó entonces que el sistema retributivo de Rato era "el propio de la banca de inversión" y especificó que en los directivos de la entidad cuentan con un sueldo fijo y otro variable, en función de las capacidades.
"Yo, con seguridad, recuerdo que el fijo era de un millón de dólares (...) y el variable dependía de los ejercicios, digamos, lo que alcanzase el señor Rato en el desempeño de sus cometidos", indicó. Castellanos también negó que Rato percibiera "remuneraciones variables" tras su salida de Lazard.
Según UPyD, el testimonio de Castellanos se ha visto "desmentido totalmente" por las manifestaciones vertidas por Rato durante su comparecencia ante el magistrado como imputado el pasado 16 de octubre, en el marco de la pieza separada que investiga el uso de 'tarjetas B' adjudicadas a 86 consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia con las que gastaron 15,5 millones de euros.
Rato aseguró que recordaba "perfectamente" un pago de seis millones que recibió del Lazard tras su salida y precisó que obedecía a los derechos sobre unas acciones adquiridos durante su etapa como director gerente de la entidad francoestadounidense.
Al ser preguntado por el fiscal anticorrupción Alejandro Luzón por una transferencia que recibió en el año 2011 del banco en el que había trabajado hasta que desembarcó en Caja Madrid, Rato explicó que se trataba de un contrato firmado en 2008 con esta compañía por su trabajo allí hasta su salida en enero de 2010.
"Eran una acciones que tenían un vencimiento no sé si en 2012 o 2011 y eran unos derechos sobre unas acciones que no podía cobrar hasta que vencieran", indicó, para agregar que esto formaba parte de sus relaciones con Lazard antes de entrar en la presidencia de la caja madrileña. "Lo cobro cuando los derechos pasan de ser derechos a acciones. Los derechos los tenía en 2008 pero no los podía cobrar creo que hasta el 2011", afirmó.
UPyD especifica en su escrito que es "imprescindible" que se requiera a Rato y a Lazard para que remitan toda la información existente respecto a su relación contractual.
SOSPECHAS SOBRE CONTRATOS
La formación magenta también destaca la existencia de indicios que "permiten albergar serias sospechas" sobre los distintos contratos adjudicados a Lazard por parte Caja Madrid y Bankia desde la llegada a la presidencia de Rato.
UPyD señala que, en contra de lo declarado por el expresidente de Bankia, ambos fueron socios en una mercantil, Paracuga S.L, dedicada a la inversión inmobiliaria y copartícipes en una comunidad de bienes titular de un local arrendado a los supermercados Mercadona.
El escrito indica que Rato tomó personalmente la decisión de contratar a Lazard sin que hubiera "el más mínimo proceso competitivo". "No se pidió ningún presupuesto a otras posibles empresas competidoras", agrega.
El primer mandato o encargo profesional entre ambas entidades lleva fecha de 28 de octubre de 2009, la víspera de que se diera a conocer públicamente que Rato había sido elegido por el PP para presidir Caja Madrid, destaca UPyD. Su escrito también se refiere a otro de los contratos suscritos, firmado en esta ocasión el 10 de junio de 2010, que lleva aparejada una "comisión de éxito" de 2,3 millones de euros a cambio de un "servicio de asesoramiento abierto".
LOS CORREOS DE RATO
La formación hace también referencia a la relación entre Bankia y la correduría de seguros Willis Iberia, presidida por Castellanos. La aseguradora fue nombrada como agente de seguros para la póliza de la Oferta Pública de Valores lanzada por Bankia.
Menciona, además, que han tenido conocimiento de que Rato asumió en marzo de 2010 funciones de asesor internacional del banco turco Akbank, "vulnerando aparentemente la ley de Cajas de Ahorros de la Comunidad de Madrid".
UPyD pide al juez Andreu que solicite a Lazard que remita la cuenta de origen y destino de la transferencia de seis millones realizada a Rato y "de cualquier otra realizada con posterioridad a la extinción de su relación laboral".
También reclama al magistrado que pida los correos electrónicos remitidos desde la cuenta corporativa asignada en Lazard a Rato a directivos de Caja Madrid en el ejercicio 2009 y los enviados desde su cuenta en la entidad madrileña y Bankia a Castellanos y otros directivos del banco de inversiones.