Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD alerta al Gobierno sobre los riesgos que puede acarrear la obsolescencia del Windows XP en la Administración

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha alertado al Gobierno sobre los problemas, sobre todo relativos a la seguridad, que puede acarrear en los ordenadores que se utilizan en los organismos de la Administración la obsolescencia del sistema operativo Windows XP que, desde el pasado 8 de abril, ha dejado de tener actualizaciones.
Con el objetivo de saber qué planes tiene el Ejecutivo a este respecto, la formación magenta ha presentado una batería de preguntas en el Congreso, a las que ha tenido acceso Europa Press. Según apunta, este asunto ya se trató en la última reunión extraordinaria de la Comisión Permanente del Consejo Superior de Administración Electrónica, habida cuenta de que "una cantidad significativa de equipos y sistemas de las diferentes Administraciones Públicas" utilizan este sistema operativo.
A partir de ahora los equipos que usan el Windows XP pueden sufrir una progresiva pérdida de funcionalidad y servicio, llegando a medio plazo a tener problemas de incompatibilidad y obsolescencia con otros productos informáticos que harán inviable su uso por parte del personal de las Administraciones Públicas.
No obstante, según UPyD, el problema realmente preocupante a corto plazo es el que plantea el "agujero de seguridad resultante de no existir actualizaciones que den solución y respuesta a las vulnerabilidades que se detecten en Windows XP".
Esta situación podría ser aprovechada por diversos agentes maliciosos presentes en la Red y plantear "problemas realmente serios en el funcionamiento de los equipos y sistemas expuestos, entre los que se encuentran problemas relacionados con la confidencialidad de los datos que manejan estos equipos".
¿TIENE UN PLAN?
Por todo ello, desde UPyD quieren que el Gobierno les detalle qué medidas que piensa tomar para hacer frente a esta situación, si tiene "algún plan de contingencia para paliar los posibles efectos adversos que la falta de actualización de los sistemas operativos afectados".
También le pide cuentas por no haber materializado aún una estrategia de migración de sistemas operativos de la Administración General del Estado si tenía conocimiento de cinco meses de antelación de la expiración del servicio de provisión de soporte por parte de Microsoft a Windows XP.
Por último pregunta si, en caso de que se decida comprar licencias para instalar otro sistema operativo como solución al obsoleto Windows XP, qué procedimiento de adjudicación, según la Ley de Contratos del Sector Público, se va a seguir para la adquisición de las nuevas licencias de utilización.