Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD pide "autocrítica" al PNV porque, si no hubiera sido "equidistante", ETA "habría desaparecido hace años"

El cabeza de lista de UPyD para las elecciones vascas, Gorka Maneiro, ha reclamado al PNV que haga "autocrítica" por la "equidistancia" que ha mantenido durante años ante ETA, tras lo que le ha pedido que "reconozca públicamente que si hubiera actuado de otro modo", la banda "habría desaparecido hace años".
Maneiro, a través de un comunicado, se ha referido a las afirmaciones realizadas este pasado martes por el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, sobre la falta de "autocrítica" de la candidata de EHBildu, Laura Mintegi, respecto al "seguidismo" de ETA que durante años ha hecho la izquierda abertzale.
El representante de UPyD ha afirmado que el candidato jeltzale a lehendakari "tiene razón, aunque se quede corto, cuando acusa a Laura Mintegi y a la izquierda abertzale de realizar críticas sólo tácticas a ETA, tras muchos años de seguidismo a la banda terrorista".
No obstante, ha asegurado que el PNV "tampoco puede mantenerse orgulloso de su posición equidistante durante largos años". "Ha sido el PNV quien ha recogido las nueces del árbol que movía y mueve ETA", ha denunciado.
"SILENCIO"
Maneiro ha señalado que la izquierda abertzale "mantiene desde hace años una unidad de acción con ETA, mientras el PNV ha mirado hacia otro lado". Tras destacar que la izquierda abertzale "colabora con ETA" y que Batasuna y la banda "son lo mismo según el Tribunal Supremo", ha criticado que "el PNV fue quien guardó silencio".
El dirigente de UPyD ha pedido al partido jeltzale que "reconozca públicamente que si hubiera actuado de otro modo, ETA habría desaparecido hace años".
Por último, ha lamentado que el partido de Urkullu "prefirió mirar para otro lado y recoger los frutos de la persecución terrorista a los no nacionalistas". Por ese motivo, ha reclamado al PNV que haga "autocrítica" por la "equidistancia" que ha mantenido durante años ante ETA.