Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD cree que el Parlament podría haber cometido prevaricación nombrando la comisión electoral

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) cree que el Parlament de Cataluña y su presidenta, Nùria de Gispert, podrían haber incurrido en un delito de prevaricación al aprobar los miembros de la Comisión de Control del 9N, el equivalente a una Junta Electoral.
La portavoz de UPyD, Rosa Díez, ha censurado estos nombramientos de control de las consultas populares en una votación en la que PSC, PP y C's se han negado a participar alegando que se desoye la resolución del Tribunal Constitucional de suspensión de la Ley de Consultas.
Rosa Díez coincide en que con este acto la Cámara autonómica incumple la suspensión del alto tribunal, ya que suspendió tanto la ley de consultas como la convocatoria del 9N.
A su juicio, este acto supone una prueba "del máximo desafío institucional" al que los representantes políticos catalanes están planteando a las autoridades españolas.
Precisamente, antes de votar a los miembros de la Comisión, el pleno del Parlament ha votado precisamente si eso era legal después de la suspensión del TC, lo que ha causado un intenso debate sobre si se debía mantener en el orden del día: los grupos soberanistas entienden que se podía mantener porque la propuesta del Parlament es "provisional" y no es ejecutiva hasta que el presidente de la Generalitat nombre a los miembros por decreto.