Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD dice que se ha visto "forzado" a destituir a Sosa Wagner y lo desvincula de sus opiniones sobre Ciudadanos

La dirección adoptó la decisión el sábado tras la negativa de Sosa Wagner a participar el viernes en una reunión de coordinación
El portavoz económico de UPyD en el Congreso, Álvaro Anchuelo, ha explicado este jueves que la dirección del partido, a la que pertenece, se ha visto "forzada" a destituir a Francisco Sosa Wagner como portavoz en la Eurocámara después de que éste se hubiera negado a asistir a una reunión de coordinación celebrada en Madrid el pasado viernes, y no a las opiniones del eurodiputado sobre la necesidad de pactar con Ciudadanos, que provocaron un cruce de acusaciones internas.
En los pasillos de la Cámara Baja, Anchuelo ha señalado que la decisión de sustituir a Sosa Wagner por la 'número dos' de UPyD en Europa, Maite Pagazaurtundua, se debe principalmente a que un portavoz de un grupo parlamentario tiene que estar coordinado con la dirección de su partido, una interlocución que, según ha remarcado, había "desaparecido" porque Sosa Wagner se había negado incluso a asistir a una reunión de coordinación para intentar establecer unos criterios comunes sobre la labor a realizar en la Cámara comunitaria.
ES UNA DECISIÓN "UNÁNIME"
"Lo que ha sucedido es lo que le hubiera sucedido a cualquier partido español o extranjero en una situación" así, ha dicho el diputado magenta, quien ha querido dejar claro que esta decisión --que ha sido "unánime" en la dirección del partido y no sólo de su líder, Rosa Díez,-- no ha tenido "nada que ver" con sus opiniones sobre las cuestiones internas del partido, sino por su negativa a reunirse con la Ejecutiva de UPyD, algo que, según ha dicho, "perjudicaba" la actuación del grupo parlamentario en Europa.
"Son temas diferentes", ha remarcado Anchuelo, quien además ha recordado que la propuesta de estudiar una posible alianza con Ciudadanos, que generó discrepancias internas en UPyD, fue un asunto que ya se debatió en un reciente Consejo Político y, de hecho, ha apuntado que ya se ha abierto un proceso de conversaciones con el partido que lidera Albert Rivera.
El Consejo de Dirección de UPyD adoptó esta decisión en una reunión mantenida el pasado sábado después del Consejo Político celebrado el mismo día, según han indicado a Europa Press fuentes de la formación. Pese a ello, el partido no hizo público el relevo de Sosa Wagner hasta este miércoles por la noche a través de un comunicado en el que argumentaba "ausencia de interlocución directa".
"NO PODÍAMOS SEGUIR MIRANDO PARA OTRO LADO"
"Nos hemos visto forzados a dar este paso y lo lamento, pero es difícil que esa persona, por muchos valores personales que tenga, pueda seguir actuando como portavoz del partido", ha dicho Anchuelo, máxime cuando su actuación "perjudicaba" al funcionamiento de UPyD en Europa. "No podíamos seguir mirando para otro lado", ha admitido.
Preguntado sobre si UPyD se arrepiente de haberle presentado como 'número uno' para Europa, Anchuelo ha explicado que en su partido a los candidatos se les elige por primarias y, a renglón seguido, ha indicado que cada uno de los miembros del partido adopta decisiones que tienen sus "consecuencias", como es el caso. "No se trata de arrepentirse", ha zanjado.
SOSA WAGNER QUERÍA QUE SE RESTITUYESE SU IMAGEN
Sosa Wagner comunicó la pasada semana a la dirección del partido su decisión de no participar en ningún encuentro directo hasta que no "restituyese" su imagen tras los "insultos gravísimos" que denuncia haber recibido en el Consejo Político celebrado el 6 de septiembre, según explicó la pasada semana a Europa Press.
A su juicio, su "presencia física" no era necesaria en ningún encuentro hasta no tener constancia de que se había "moderado la conducta". Pese a ello, aseguraba estar dispuesto a coordinar su trabajo en el Parlamento Europeo con la dirección del partido y para ello envió un documento dando cuenta detallada de toda su labor.
"He enviado todo tipo de información y también recibo indicaciones, pero exijo una rectificación de comportamiento para volver con naturalidad a los órganos del partido", explicó sólo días antes de ser relevado de la Portavocía en la Eurocámara.
El eurodiputado Fernando Maura tampoco acudió a este encuentro en solidaridad con Sosa Wagner y adoptó la misma decisión de remitir a la dirección un informe con su actividad en la Cámara, según trasladó a Europa Press también la pasada semana. "Esto no significa que neguemos que el partido tiene derecho y puede hacer las sugerencias que considere convenientes para la labor parlamentaria", aseguró.