Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD desvincula el cese de Sosa Wagner del nuevo Código de Buenas Prácticas del partido

El portavoz económico de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en el Congreso, Álvaro Anchuelo, ha desvinculado la destitución de Francisco Sosa Wagner como portavoz de esta formación en el Parlamento Europeo de la aprobación del nuevo Código de Buenas Práctica del partido.
Este nuevo 'manual ético' magenta fue aprobado por el Consejo Político de la formación el pasado sábado, el mismo día que el Consejo de Dirección decidió convertir en portavoz en Europa a Maite Pagazaurtundúa, quien concurrió como número dos en la candidatura que encabezó Sosa Wagner el pasado 25 de mayo. El relevo se dio a conocer cuatro días después, el miércoles por la noche, y este viernes Sosa Wagner ha anunciado su renuncia al escaño.
El artículo 10.2 de ese código establece que la Presidencia y Portavocía de los grupos parlamentarios de UPyD la ostentará en principio el cabeza de lista correspodiente "salvo circunstancias debidamente acreditadas, que deberá apreciar el Consejo de Dirección de forma motivada".
CAUSAS PARA CAMBIAR PORTAVOCES
También precisa que se considerará causa justificada para acordar el cambio en la Portavocía la vulneración o incumplimiento de las resoluciones del partido, especialmente las relativas a políticas de alianzas o acuerdos postelectorales, y de los principios esenciales del programa electoral, así como "la falta reiterada de colaboración con la dirección, con los restantes miembros del grupo o por el funcionamiento del Grupo Institucional sin la debida transparencia".
En declaraciones realizadas en el Congreso antes de la dimisión de su cabeza de lista, Anchuelo ha sido preguntado sobre si ese código interno se cambió en el último momento para poder relevar a Sosa Wagner, Anchuelo ha explicado que, hasta donde él sabe, una cosa "no tiene absolutamente nada que ver" con la otra.
"El Código de Buenas Prácticas se refiere al futuro y a cómo tienen que comportarse los cargos públicos, y la decisión (sobre Sosa) tiene que ver con algo tan elemental como que es muy difícil que una persona sea portavoz de un grupo y no quiera o no pueda, por los motivos que considere, ni reunirse con la dirección de su grupo", ha asegurado.
NO HAY QUE BUSCARLE TRES PIES AL GATO
Como miembro de la dirección de UPyD, Anchuelo ha subrayado que ése ha sido "el motivo" del cese. "No hay que buscarle tres pies al gato", ha añadido, antes de insistir en que la destitución no está relacionada con la idea lanzada unilateralmente por su hasta ahora portavoz en Europa de sellar una alianza electoral con Ciudadanos.
Así, ha reiterado que las "cuestiones legítimas de política general" planteadas por Sosa Wagner --quien llegó a acusar a Rosa Díez de prácticas autoritarias en UPyD-- "se están tratando en un Consejo Político y en conversaciones con Ciudadanos" y "no tienen nada que ver con la decisión" sobre su relevo.
Anchuelo ha hecho hincapié en que ha sido cesado como portavoz porque "no parece lógico que una persona represente a un partido y considere que no puede coordinarse con la dirección de ese partido". "Nosotros nos vimos forzados, insisto, a tomar esa decisión por la actuación suya, no por una voluntad nuestra", ha repetido.
Además, ha dicho estar sorprendido por la "polémica" que ha generado esta decisión y ha señalado que, por ejemplo, el PSOE acaba de cambiar a muchos de sus portavoces parlamentarios y "nadie ha preguntado por qué ni por qué no".