Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD recurre el rechazo a la intervención judicial de la entidad y ve una "locura" mantener al actual Consejo

Insiste en que el actual Consejo de Administración no es independiente y en que subsiste el riesgo de reiteración delictiva
Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha recurrido en reforma el rechazo del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu a intervenir judicialmente Bankia y su matriz BFA, como le solicitaban este partido y el otro querellante personado en la causa abierta por irregularidades en la gestión de la entidad, el colectivo 15-M.
La formación duda, en un escrito dirigido al magistrado y al que ha tenido acceso Europa Press, de la independencia del actual Consejo de Administración de Bankia por lo que juzga "una locura" mantenerlo, a la vez que insiste en que la modificación de la estructura accionarial de la compañía "ha sido ordenado y dirigida desde otras instancias de poder que nada tienen que ver con la Junta General".
En opinión del partido, el nuevo Consejo ni es libre ni es autónomo por lo que no queda garantizado que colabore con la Justicia y evite la reiteración delictiva. "Es un peligro evidente, que amenaza a la propia sociedad y, por ende, a sus trabajadores y acreedores", dice el escrito.
En un auto dado a conocer el pasado lunes, Andreu consideró que la intervención no se justifica para prevenir la continuidad delictiva puesto que la actual administración de Bankia "es completamente distinta a la que se encontraba al frente de la entidad cuando se cometieron los hechos objeto de la investigación".
Añadía el juez que Bankia es, de facto, una entidad intervenida por el Estado a través de una entidad de derecho público como es el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La sustitución de los administradores actuales de Bankia y su matriz Banco Financiero de Ahorros (BFA), miembro del servicio jurídico de la entidad desde mayo de 2002, se debería acordar sólo si es adecuada para superar una situación de peligro y es "estrictamente necesaria" para impedir la continuidad de la actuación delictiva, circunstancias que no concurren en el presente caso, según Andreu.
Así, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 explica en su auto que el único fin legítimo que pudiera justificar la medida solicitada sería el de evitar la continuidad delictiva, en protección de los trabajadores y de los acreedores.
UPyD pone de manifiesto en su recurso que ni el representante legal designado por Bankia para declarar en la vista en la que se estudiaba la pertinencia de la intervención judicial ni el abogado del FROB criticaron en ningún momento los criterios del anterior Consejo de Administración ahora imputado por su gestión.
UNA "LOCURA"
"Locura es dejar al frente de Bankia --sin supervisión de ningún tipo-- a unas personas que avalan y defienden plenamente el comportamiento indiciariamente delictivo de sus predecesores y pretender que con ello se evita cualquier riesgo de reiteración delictiva", dice UPyD.
La formación destaca, además, que tanto el expresidente ahora imputado, Rodrigo Rato, como el actual, José Ignacio Goirigolzarri, fueron seleccionados por "un concreto partido político" y explica que Rato continúa presidiendo la principal caja del grupo, Caja Madrid, a pesar de su imputación.
Andreu instruye, por el momento, dos querellas admitidas a trámite contra Bankia y el BFA y 33 exconsejeros, entre ellos el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, el expresidente de Bancaja y Banco de Valencia José Luis Olivas, el exministro del Interior Ángel Acebes o el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Arturo Fernández.
También se imputan delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida al exconsejero delegado de la entidad Francisco Verdú, al expresidente del Consejo Superior de las Cámaras de Comercio José Manuel Fernández Norniella, al expresidente de la Asamblea de Madrid Jesús Pedroche, al exsecretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada y a la exconcejal de Madrid Mercedes de la Merced.
Están, además, imputados representantes del PSOE, como el exdiputado madrileño Jorge Gómez o el exconcejal de la capital José María de la Riva; de Izquierda Unida (IU), como José Antonio Moral Santín; o de CC.OO., como Francisco Baquero y Pedro Bedia.
El resto de imputados en la causa son Carmen Cavero, Alberto Ibáñez, Javier López Madrid, Juan Llopart, Araceli Mora, Francisco Juan Ros García, José Manuel Serra, Milano Soto, Francisco Pons, Luis Blasco, Rafael Ferrando, José Rafael García-Fuster, Agustín González, Remigio Pellicer, Estanislao Rodríguez-Ponga, Mercedes Rojo-Izquierdo, José Manuel Suárez del Toro y Ángel Villanueva.