Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Unión de Actores y Actrices reclama la libertad de los titiriteros encarcelados en Madrid

El sindicato Unión de Actores y Actrices ha reclamado este lunes la puesta en libertad de los dos titiriteros de la compañía granadina Títeres desde Abajo detenidos el pasado viernes en Madrid por un delito de enaltecimiento del terrorismo, y que permanecen en prisión incondicional desde el sábado por orden del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.
Mediante un comunicado, la Unión de Actores y Actrices ha solicitado "la inmediata puesta en libertad de los dos actores encarcelados y el inmediato archivo de la causa" al considerar "excesiva" la "interpretación judicial" del magistrado de la Audiencia Nacional "que actúa de límite a la actividad creativa, estableciendo criterios penales a la diferencia de opinión y traslando a sus creadores a la cárcel de manera preventiva", según el sindicato.
"La libertad de expresión implica que aun detestando lo que se dice, hemos de defender a muerte su derecho a decirlo", proclama la Unión de Actores y Actrices en el comunicado donde apoya a los titiriteros, aunque admite que la obra de la polémica, representada ante un público infantil durante los carnavales de Madrid, pudiera ser "inadecuada, excesiva y todo aquello que se nos ocurra", apunta.
"Desde la Unión de Actores y Actrices defendemos la libertad de expresión y la libertad creativa de todos los artistas sin excepción", añade el comunicado, recordando que se trata de "un derecho consagrado en nuestra Constitución y en la Declaración de los Unión de Actores y Actrices", además de "principio rector de la actividad artística" que "cobra su verdadero sentido como derecho" cuando "lo expresado genera más conflicto".
"Por ello, sin entrar al contenido de la actuación, que cada cual ha de valorar críticamente y sin perjuicio de las resplbnsablidades políticas que existan por un error de programación de la obra, debemos situarnos al lado de los artista encarcelados", concluye el comunicado.