Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UpyD pide a Fiscalía detener el 9N alegando que incumple la suspensión del TC

Reprocha a PP y C's no denunciar los presuntos delitos que sí critican en el Parlament
El portavoz de UpyD en Catalunya, Ramon de Veciana, ha presentado este martes una denuncia en Fiscalía contra la nueva consulta que la Generalitat prevé para el 9 de noviembre, porque consideran que incumple la suspensión del Tribunal Constitucional (TC).
"Pretenden hacer lo mismo a través de un fraude de ley, es decir, eludiendo la suspensión expresa del TC a través de, aparentemente, una forma diferente", ha declarado a los medios ante la Ciutat de la Justícia tras presentar el escrito.
UpyD considera que el 'proceso de participación ciudadana' es una consulta encubierta, por lo que se cometen los presuntos delitos de prevaricación y de malversación de caudales públicos porque se ponen medios de la Generalitat a disposición de la "consulta oficiosa".
"PRESIONANDO" A PROFESORES
La denuncia, recogida por Europa Press, relata cómo la Consellería de Enseñanza citó el 16 de octubre a los directores de instituto para coordinar la organización del 9N y utilizar los espacios docentes como colegios electorales, y se les dijo que "necesitaban voluntarios y que los directores debían preguntar a profesores, padres y personal no docente si querían serlo, porque había que formar un equipo de tres personas por centro".
Según el escrito, "pese a que se les decía que era de carácter voluntario, se les enfatizaba que era pertinente hacerlo y que, en cualquier caso, si alguien se postula como voluntario, hay que informar".
"Se está presionando a los profesores para que participen en este proceso bajo la premisa de que es voluntario, cuando lo que se está haciendo es presionar a través de la jerarquía funcionarial", según Veciana, que asegura que se está vulnerando el derecho constitucional a no manifestar la ideología.
Por eso, el escrito dice que la Conselleria y el personal directivo de los institutos podrían incurrir en un delito de coacciones o de amenazas contra el personal docente.
Para Veciana, todo en conjunto es un delito de desobediencia a la suspensión del TC, por lo que pide a Fiscalía actuar contra el presidente Artur Mas y su consulta, ya que existen herramientas para hacerlo, y "no es excusa la vía de hecho para no emprender medidas", es decir, que, aunque Mas no haya firmado ahora un decreto de convocatoria, poner en marcha una web informativa basta para emprender medidas por lo administrativo o lo criminal.
Veciana considera que a Mas le falta "la gallardía política y la valentía personal para firmar nada", hecho que, a su juicio, demuestra que es una consulta encubierta.
En sus declaraciones a los periodistas, ha criticado que PP y C's no hacen nada para impedir el 9N pese a ser representantes del pueblo que deben garantizar sus derechos: "Es paradójico que se suban a la tribuna del Parlament haciendo manifestaciones solemnes en contra de la misma, diciendo que se están cometiendo delitos, y no se presenten denuncias".
EL REGISTRO
Para UpyD, con la consulta se pretende además constituir un registro que no garantiza la protección de datos --porque se basa en voluntarios que no son personal funcionario acreditado--, con lo que presuntamente se vulnera la ley de protección de datos.
"Ese registro podría ser utilizado en contra de las personas que figuren y de las que no figuren", ha advertido el portavoz, que considera que la nueva consulta no va dirigida a saber qué quieren los catalanes, sino que tiene un objetivo ideológico: saber quién se adscribe ideológicamente al Govern y los partidos independentistas.