Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urdangarin niega haberse reunido en Zarzuela con Camps y Barberá para negociar el Valencia Summit

El exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha negado durante el juicio del caso Nóos haberse reunido en el Palacio de la Zarzuela con el expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps y la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá para abordar el proyecto del denominado Valencia Summit y exponer los objetivos perseguidos por la entidad entonces presidida por el marido de la Infanta Cristina.
El acusado ha rebatido de este modo las afirmaciones efectuadas en este sentido por su exsocio Diego Torres, quien durante la instrucción de la causa remitió un escrito ante el juez José Castro en el que de forma pormenorizada relataba cómo se desarrolló el encuentro, en el que, señaló, él también estuvo presente.
En concreto, Torres sitúa la reunió el 29 de enero de 2004, casi nueve meses antes de que fuese firmado el convenio para la celebración del Valencia Summit, el 8 de septiembre de ese año.
Según la defensa del encausado, fue después de las vacaciones de la Navidad de 2003/2004 cuando Urdangarin le manifestó que la Infanta y él habían coincidido en un acto con Barberá, en el que ambos la felicitaron por la designación de Valencia para la celebración de la XXXII Copa América de Vela. Posteriormente, a finales de enero de 2004, el exduque le comentó que había hablado de nuevo con la alcaldesa, quien, según le dijo, "se interesó por la actividad del Instituto Nóos".
En ese encuentro, detallaba, Urdangarin le explicó que la entidad se dedicaba al asesoramiento de empresas en cuestiones de patrocinio, lo que "despertó mayor interés todavía en la alcaldesa, quien reconoció la falta de experiencia de la ciudad en la organización de eventos de ese tipo, que podrían ser sin duda beneficiosos para Valencia". De tal modo, quedaron emplazados para una posterior reunión, en la que "pedía que fuera realizada la presentación de la iniciativa, a presencia del entonces presidente de la Comunidad Autónoma de Valencia".
Según Torres, Urdangarin le presentó a las autoridades, recordando cómo en los preliminares del encuentro en el que se iba a presentar el proyecto de Nóos, Camps manifestó al Duque "haber saludado a su suegro, pareciendo que fue el día antes, así como que tanto Camps como Barberá estaban en Madrid por la Feria de Turismo y, tras debatir éstos sobre algunos problemas que al parecer existían con la organización de la Copa América, se entró en materia".
ABANDONO DEL INSTITUTO NÓOS POR PARTE DE URDANGARIN
De forma paralela, Urdangarin ha recordado que recibió la "recomendación", por parte del exasesor de la Casa Real José Manuel Romero, de desvincularse "de los aspectos formales" del Instituto Nóos. Así lo ha declarado antes de asegurar que, por este motivo, a partir de ese momento "destiné mi energía a otras cosas".
Asimismo, ha dicho no recordar si su desvinculación fue comunicada a las autoridades valencianas aunque ha añadido que cree que no fue así.
Urdangarin ha manifestado que estos hechos se produjeron tras efectuarse, por parte del diputado socialista Antoni Diéguez, "ciertas preguntas parlamentarias que podían inquietar" acerca de las actividades desplegadas por el Instituto Nóos, motivo por el que "se empezó a valorar que debía tomar una decisión al respecto que, era salir de la junta directiva de Nóos".
El exduque abandonó formalmente el Instituto en marzo de 2006, si bien la Fiscalía apunta a que la desvinculación fue simulada puesto que habría seguido colaborando con los proyectos de la entidad.