Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uribe elimina las facultades de escuchas telefónicas al servicio de Inteligencia

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, anunció hoy que sólo la Policía intervendrá teléfonos por orden judicial, tras el escándalo de las grabaciones ilegales a personalidades hechas por el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).
El mandatario hizo el anuncio en una rueda de prensa en el despacho presidencial, después de reunirse el miércoles por la noche con los comandantes de la Policía y las Fuerzas Militares, y asesores en materia de seguridad.
Señaló que, a partir de ahora, el DAS, organismo de Inteligencia estatal que depende constitucionalmente de la Presidencia, "no ejercerá directamente la competencia para hacer interceptaciones con orden judicial".
Uribe indicó que "los equipos de inteligencia del DAS seguirán utilizándose siempre con orden judicial y de ahora en adelante operados por la Policía. Será la Policía las que los operará a requerimiento del DAS para poder avanzar en la práctica de esas pruebas", dijo.
Recordó que hace dos años "hubo un problema de grabaciones" en la Policía, pero destacó que esa entidad "ha venido corrigiendo todos los esfuerzos para corregir el problema que se detectó".
"Continuaremos en el proceso de reforma del DAS", puntualizó el presidente colombiano.
El director del DAS, Felipe Muñoz, aseguró hoy en conferencia de prensa que, tras la decisión de Uribe, acordó con el director de la Policía, general Óscar Naranjo, establecer "el procedimiento a seguir en torno a las interceptaciones legales que realiza el DAS".
Asimismo, confirmó que el director general de Inteligencia del DAS, Fernando Tabares, renunció por el escándalo y después de permanecer 18 meses en ese cargo.
Muñoz añadió que la Fiscalía capturó anoche a una persona "al margen de la ley", a quien se le encontró información digital que puede estar relacionada con el caso de las interceptaciones telefónicas y de correos electrónicos que realizó el DAS a opositores, periodistas, funcionarios y otras personalidades.
El director del DAS agregó que la próxima semana se reunirá con el embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, para explicarle los "alcances y avances" de las investigaciones.
Los equipos usados para las escuchas ilegales fueron entregados por las agencias de Inteligencia de EEUU y el Reino Unido al DAS, e incluso se llegó a temer que esos países recortaran sus ayudas a la inteligencia colombiana.
Por su parte, el fiscal general de la Nación, acogió el anuncio del jefe del Estado sobre el DAS y manifestó que "facilitará las labores de la Fiscalía".
Asimismo, dijo que en un lapso máximo de cinco meses y como parte de la reorganización del DAS, se terminará el programa de protección a personas que en la actualidad coordina esa oficina.
Por su parte, el secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, rechazó algunas versiones que lo señalan de ser la persona que dio la orden de hacer las interceptaciones telefónicas e invitó a las personas que lo acusan que entreguen las pruebas ante la Fiscalía.
El pasado sábado, la revista colombiana Semana reveló detalles de las nuevas interceptaciones ilegales que efectuaba el DAS a periodistas, juristas, políticos opositores y funcionarios cercanos al jefe del Estado.
Según el semanario, entre las personalidades interceptadas ahora se encontraban el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos; el secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno; el director de la Policía, general Óscar Naranjo; y el encargado de la Seguridad de Uribe, general Flavio Buitrago.
También el ex presidente César Gaviria (1990-94) y el ex presidente de la Corte Suprema de Justicia Francisco Javier Ricaurte, que ha tenido fuertes discrepancias con el mandatario, así como varios de los periodistas más influyentes del país.