Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu traslada a EH Bildu que la posibilidad de acordar un nuevo estatus político para Euskadi "sigue abierta"

La coalición reclama al lehendakari más "firmeza" frente a la estrategia "recentralizadora" de Rajoy
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha trasladado a EH Bildu que la posibilidad de acordar un nuevo estatus político para Euskadi "sigue abierta". La coalición soberanista, que ha rechazado participar en las reuniones convocadas para este viernes por el PNV para debatir sobre autogobierno, ha exigido al lehendakari una mayor "firmeza" frente al proceso "recentralizador" del Gobierno central.
Urkullu ha respondido este viernes, en el pleno de control que celebra el Parlamento vasco, a una pregunta del portavoz de EH Bildu, Hasier Arraiz, sobre la actitud del Gobierno autonómico frente al "vaciado de competencias" al que el gabinete de Mariano Rajoy está sometiendo al autogobierno de Euskadi.
El debate entre Urkullu y Arraiz ha coincidido con el inicio de las conversaciones bilaterales convocadas por el PNV para este viernes en el Parlamento vasco, en las que los partidos vascos hablarán sobre el posible cambio del estatus político de la comunidad autónoma. EH Bildu ha rechazado participar en estas reuniones, al considerar que son un mero ejercicio de "teatro" por parte del partido 'jeltzale'.
El portavoz de EH Bildu ha reclamado al lehendakari que impulse una "estrategia compartida" para hacer frente a la "estrategia recentralizadora" que, según ha dicho, está desarrollando el Gobierno central del PP.
"ATAQUES" DEL PP
Arraiz ha recordado los recursos del Gobierno central contra las leyes vascas de vivienda o contra el 'fracking', así como la impugnación de varias convocatorias de becas y Ofertas Públicas de Empleo en Euskadi. Por ese motivo, ha reclamado al lehendakari una mayor "firmeza" frente a la actitud del gabinete de Mariano Rajoy y sus "ataques" al autogobierno de Euskadi.
Urkullu ha coincidido en la necesidad de hacer frente a dicha "estrategia recentralizadora". De hecho, ha recordado que su gobierno ha presentado en esta legislatura 33 recursos contra medidas de la Administración central que, a su juicio, vulneraban las competencias de las instituciones vascas.
De todas formas, al margen de las medidas que ya está adoptando el Ejecutivo autonómico, ha considerado que sería "muy conveniente" que también el Parlamento vasco adoptara "una estrategia en defensa del autogobierno".
El lehendakari ha recordado que existe una ponencia parlamentaria específica encargada de debatir sobre un posible cambio del estatus político de Euskadi. Las diferencias entre los partidos han impedido, hasta a fecha, alcanzar acuerdo alguno en este grupo de trabajo. Ante esta situación, el PNV ha optado por convocar encuentros bilaterales con cada partido para tratar de desbloquear la situación y lograr, al menos, un principio de acuerdo.
"NUNCA ES TARDE"
Urkullu ha asegurado que "nunca es tarde" para que los grupos parlamentarios aprueben unas "bases" sobre la actualización del sistema de autogobierno y sobre la "defensa" de las competencias de la comunidad autónoma. "La posibilidad sigue abierta, y sería muy positivo iniciar ese trabajo en común", ha explicado a EH Bildu.
El lehendakari ha reiterado su propuesta de que el nuevo modelo de autogobierno que pueda acordarse en el Parlamento sea "ratificado y respetado". Además, ha reafirmado su convicción respecto a la conveniencia de actualizar el sistema del 'pase foral' o 'sobrecarta', mecanismo empleado entre los siglos XV y XIX que facultaba a Navarra y a los territorios vascos para no cumplir determinadas normas de la Monarquía española.
Dicho mecanismo, así como los derechos históricos reconocidos en la Constitución española a los territorios vascos, permitiría garantizar el "cumplimiento efectivo" del modelo de autogobierno vasco. Urkullu ha explicado que, a través de esta herramienta, se podrían "aplazar" la aplicación de determinadas normas estatales hasta que su aplicación no fuera acordada con las instituciones de Euskadi.