Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu dice que el PNV está dispuesto al consenso entre partidos contra ETA

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, afirma que el PNV "está dispuesto" a buscar un consenso básico de los partidos vascos contra ETA en un documento similar al Pacto de Ajuria-Enea, y añade que "llama la atención" que el lehendakari Patxi López diga que "no conviene" en estos momentos.
Los periódicos El Correo, Deia y el Mundo publican hoy entrevistas con el máximo mandatario del PNV, quien asegura que "existe una estrategia de comunicación para justificar lo menos deseado por la sociedad, que es el pacto PSE-PP, y para hacer ver que el PNV es un partido más al que se puede desplazar".
Urkullu explica que, en la búsqueda del consenso contra ETA, el PNV hablaría de impulsar políticas pedagógicas, culturales, educativas y sociales "para deslegitimar la justificación social" del terrorismo.
Sobre la posible negociación con la banda, los nacionalistas plantearían un anuncio del fin definitivo de la violencia, que abriría una negociación con el Gobierno sobre medidas penitenciarias y de reinserción, mientras que los contenidos políticos se quedarían para el ámbito de los partidos.
Respecto al malestar que ha generado en el PNV algunas declaraciones de miembros del Gobierno vasco efectuadas tras el asesinato por parte de ETA del inspector de policía Eduardo Puelles, Urkullu explica que "lo que ha molestado al PNV es que se diga que 'se ha acabado la impunidad', dando a entender que aquí ha habido cierta connivencia o complicidad con el terrorismo".
También habla sobre las relaciones con el PSE-EE y asegura que "en dos años se han roto todos los puentes que pudieran haber existido en el pasado" con los socialistas, y matiza que esta ruptura no es obra del PNV.
En su opinión y cara al futuro, no le parecía "extraño" que Batasuna y el PSE-EE "pudieran entenderse en su momento", y precisa que "más allá del 'paraguas' del discurso abertzale, es más que probable que determinadas ideologías sociales de la autodenominada izquierda abertzale entronquen con otras ideologías no abertzales".
También mantiene que tiene "más que sensaciones" de que se pudiera estar perfilando un escenario de pacificación, aunque precisa que "no se nos ha comunicado nada".