Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu dice que es posible un nuevo modelo de Poder Judicial integrado en el sistema institucional de Euskadi

Reclama una nueva política penitenciaria, y pide a jueces y fiscales que sean "protagonistas" en la consolidación de la paz
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que, en el actual marco constitucional, es "posible" un nuevo modelo de Poder Judicial que se integre en el sistema institucional de Euskadi, al margen de su aspiración a lograr "un Poder Judicial propio". Además, ha reclamado una nueva política penitenciaria, y ha pedido a jueces y fiscales que sean "protagonistas" en la consolidación de la paz y la convivencia.
Urkullu ha revelado, asimismo, que el Gobierno vasco y el nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá, han mantenido un primer contacto y comparten que "se abra un nuevo tiempo de colaboración en la estrategia legislativa" del Ejecutivo Mariano Rajoy.
Durante su discurso en la apertura del Año Judicial, Urkullu ha asegurado que su Ejecutivo no está "satisfecho con el modelo, dubitativo e inacabado, de relación e integración del poder judicial en el sistema institucional de Euskadi". "Con independencia de nuestra legítima aspiración a un poder judicial propio, debemos insistir en que otro modelo es posible con el actual marco constitucional. No sólo posible, sino deseable", ha aseverado.
En este sentido, ha asegurado que no se "resigna a la caracterización de los cuerpos del personal no judicial como cuerpos nacionales; a la dependencia del Ministerio de Justicia del cuerpo de secretarios y secretarias judiciales con la implicación en la normalización lingüística de dicho personal".
"No nos resignamos a la falta de participación efectiva en la determinación de la demarcación y planta judicial; a que se diluya el papel del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) como cúspide de la organización judicial en Euskadi", ha añadido.
En su intervención, el lehendakari ha revelado que su Gobierno ha mantenido "un primer contacto" con el nuevo ministro de Justicia. "Compartimos las expectativas de que se abra un nuevo tiempo de mayor colaboración y consenso en la estrategia legislativa que impulsa el Gobierno central", ha apuntado, para subrayar que su apuesta "es ese tiempo demandado de 'inteligencia cooperativa'".
PAZ Y CONVIVENCIA
El máximo representante del Ejecutivo vasco ha subrayado que la paz y la convivencia "constituyen una sentida aspiración de la sociedad vasca". "Aquí, ante tantas personas que habéis sufrido directamente la lacra de una violencia sin sentido, quiero deciros que ahora debéis y podéis ser protagonistas en la consolidación de la paz y en la construcción de la convivencia", ha trasladado a los miembros de la Judicatura y de la Fiscalía presentes en el acto.
Además, ha afirmado que cree "en las posibilidades que brinda la actual legislación penitenciaria si se orienta a su finalidad esencial de resocialización"; y en su "contribución a la normalización social de la convivencia".
"La actual legislación posibilita otra política penitenciaria más acorde con el contexto de la sociedad vasca. Creo en el compromiso del poder judicial con el final definitivo de la violencia; el compromiso con la memoria, con la reconciliación a través del reconocimiento y la restauración del daño causado", ha apuntado.
El lehendakari ha expresado su convencimiento de que el poder judicial en Euskadi "no es indiferente a una doble aspiración, permanentemente manifestada por la sociedad vasca: por una parte, la voluntad de un final de la violencia con memoria; y por otra, el inicio de una nueva etapa de reconciliación, a través del reconocimiento y la restauración del daño injusto causado".
"Vamos a trabajar activamente en la búsqueda de los consensos más amplios posibles en esta materia. La Paz y la Convivencia es el gran legado para el futuro de nuestro país. Este reto marcará nuestras vidas y las de las generaciones venideras", ha afirmado.
LABOR DE JUECES Y FISCALES
Cuando se cumplen 25 años desde la creación del TSJPV, Iñigo Urkullu ha querido dedicar unas palabras de felicitación y reconocimiento al trabajo de los miembros de la Judicatura y de la Fiscalía, una labor "que ha contribuido a favorecer el ideal de justicia en libertad e igualdad".
"Desde aquel 1989 la organización judicial y fiscal en Euskadi ha crecido y mejorado en recursos humanos y en infraestructuras", ha apuntado, para recordar que los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) son positivos porque colocan a Euskadi "como referente en los análisis sobre la tasa de resolución, pendencia y congestión".
No obstante, ha destacado que lo esencial no radica en los indicadores cuantitativos, sino en "la contribución cualitativa", es decir, "el avance en el compromiso con los valores fundamentales de un Estado de Derecho que se define como social y democrático". "Éste es el auténtico crecimiento de nuestro país en 25 años", ha indicado.
REFORMA LABORAL, CLÁUSULAS ABUSIVAS O DESAHUCIOS
En este sentido, ha apuntado que, en los diversos órdenes jurisdiccionales, jueces y fiscales han demostrado "una particular sensibilidad en hacer efectiva la libertad e igualdad de las personas" y han sabido "atender a la realidad social del momento en que se imparte justicia, desde la aplicación de la reforma laboral hasta las cláusulas abusivas, cláusulas suelo, preferentes o desahucios".
"Estáis reforzando la confianza social; estáis contribuyendo así a la regeneración de la confianza de la ciudadanía en sus instituciones. Esto es también la promoción de la 'Europa del Derecho' que compartimos como reto", ha añadido.
INFRESTRUCTURA INFORMÁTICA
Además, se ha referido al "reto más inmediato", como es la renovación y adaptación de la infraestructura informática; de la "necesaria modernización en el proceso de implantación de las nuevas oficinas judiciales".
"Hemos asumido este reto como propio de la Administración vasca. Somos conscientes de la necesidad de dar un salto cualitativo. Hemos comprometido un programa de inversión específico para los próximos diez meses", ha asegurado.
En este sentido, ha subrayado que su objetivo es implantar una nueva herramienta tecnológica "que permita crear un registro único de información, facilite el trabajo en red y extreme el control de las notificaciones y expedientes". "El Gobierno vasco asume este reto de la modernización informática para lograr agilizar la justicia y mejorar su eficacia", ha insistido.
En el acto de apertura del nuevo Año Judicial, el lehendakari ha estado acompañado por el consejero de Administración Pública y Justicia, Josu Erkoreka; la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia; la viceconsejera de Justicia Ana Agirre; el director de Justicia Manuel Valín; y el Director de Administración de Justicia Jon Uriarte.
Entre los asistentes, se encontraban, además, el presidente del TSJPV, Juan Luis Ibarra, y el Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro --que han intervenido antes de Urkullu--, así como el delegado del Gobierno, Carlos Urquijo. También han estado presentes los miembros del pleno de la Sala de Gobierno del alto tribunal vasco, miembros de la Fiscalía, secretarios judiciales, abogados y procuradores, entre otros.