Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lluvia de críticas a Rouco Varela por su alusión a la guerra civil

La portavoz nacional de UPyD, Rosa Díez, ha calificado de "absolutamente impresentable" la homilía pronunciada por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, en el funeral del expresidente Adolfo Suárez. También el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que las palabras del arzobispo de Madrid han sembrado "estupor e indignación" y ha considerado que Rouco Varela "desdeña la democracia basada en la voluntad de las personas y los pueblos". Y el expresidente del Congreso, José Bono, ha advertido a Rouco de que el "insulto" en medios de la Iglesia también puede llevar a la "crispación",

En declaraciones en el Congreso, Rosa Díez ha censurado la intervención de monseñor Rouco por "inapropiada e impropia de un funeral de Estado que merecía un rigor , una seriedad y un respeto que no estaba contenido en su homilía". "Me pareció absolutamente impresentable", ha resumido.
Pero no es su único reproche a la organización del funeral pues también le pareció "completamente inapropiado que durante la Consagración sonara el Himno Nacional". A su juicio, si España avanzara hacia "lo que debe ser", que es un Estado aconfesional y laico, los funerales católicos dejarían de ser funerales de Estado. "Son esas cosas que, en fin, uno tiene que borrar de nuestra realidad política", sostiene.
El expresidente del Congreso José Bono ha advertido al cardenal arzobispo de Madrid de que "el insulto como moneda corriente bajo su presidencia" en medios de comunicación de la Iglesia católica en España "también conduce a la crispación" y le ha invitado a "hacérselo mirar".
"A Rouco es que le gusta lo que dicen en algunos programas radiofónicos propiedad de la Iglesia o le gustaba cuando se insultaba a los políticos y esto también puede conducir a esas causas que él dice", ha subrayado en referencia a la homilía del cardenal durante el funeral en memoria del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez, en la que alertó sobre los "hechos y actitudes" que "pueden causar" la Guerra Civil.
Bono cree que el cardenal Rouco es "muy de derechas" y ha alertado de que "otra cosa que lleva al enfrentamiento es cuando desde posiciones morales como representa la Iglesia católica, se defiende a la derecha como una opción política".
Urkullu también se ha referido, de esta manera, a las palabras del arzobispo durante el funeral de Estado. En un post colgado en su facebook, Iñigo Urkullu ha recordado que Rouco "apeló a la concordia practicada por Suárez y, sin embargo, el mismo día en que se recordaba el bombardeo de Durango en 1937, él sembró el estupor y la indignación con la referencia a las 'comunidades históricas' y su mención a la reconciliación y la Guerra Civil con los hechos y actitudes que 'la puedan causar'".
"VÍCTIMAS ENTERRADAS EN LAS CUNETAS"
El presidente del Gobierno vasco ha destacado, además, que "todavía cientos de víctimas del franquismo están enterradas en las cunetas vascas esperando verdad, memoria, dignidad y justicia".
A su juicio, "aquella transición no quedó bien cerrada, como muestran las palabras del Arzobispo de Madrid, que tiene un concepto de los ámbitos de la religión y la política no superados desde aquel tiempo y desdeña la democracia basada en la voluntad de las personas y los pueblos".