Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu pide a quien tenga "pruebas contra la actividad ordinaria" de los políticos que "las muestre" y lo denuncie

El lehendakari cree que "no va en el sueldo" que a un político le agredan
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha instado a que, "si alguien tiene pruebas en contra de la actividad ordinaria" de los políticos "que las muestre" y "las eleve a denuncia donde lo tenga que hacer", pero que no las traslade al debate político "para embarrar el terreno" de las relaciones políticas".
En una entrevista concedida a la cadena Cope, recogida por Europa Press, se ha referido, de esta forma, a la acusación de corrupción por parte de la socialista Soraya Rodríguez a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saéz de Santamaría.
Urkullu ha dicho que, en campaña electoral, "no vale todo, no debe valer todo" y, además, esta manera de actuar, "aumenta esta impresión que existe en la ciudadanía de la estigmatización del político, como si todos los políticos pudiéramos ser corruptos, como si todos los políticos pudiéramos caer en esas prácticas".
"Ya está bien de algo que nosotros mismos, quienes nos dedicamos a la política, reivindicamos, y yo aprovecho para reivindicar, la dignificación de la política. Somos representantes de la sociedad, nos debemos por lo tanto, con el máximo respeto, a los ciudadanos y, por lo tanto, con la obligación de la transparencia", ha añadido.
Por ello, ha insistido en que "si alguien tiene pruebas en contra de lo que sea la actividad ordinaria de nosotros, como representantes de los ciudadanos, que las muestre y que, en todo caso, las eleve a denuncia donde lo tenga que hacer, pero no en el debate político entre lo que puedan ser posicione discrepantes en cualquier materia, para embarrar el terreno de lo que son las relaciones políticas".
NAVARRO
También se ha referido al intento de agresión que sufrió el secretario general del PSC, Pere Navarro, para considerar que "no va en el sueldo" el que a un político le peguen, como ha manifestado el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, pronunciamiento que ha asegurado no compartir.
El lehendakari ha dicho que "los políticos, y quienes somos representantes públicos de la voluntad de la sociedad, merecemos también que se nos tenga un respeto y que se nos tenga en consideración y no vale todo".
Según ha subrayado, "hay momentos en la vida política en los que los ciudadanos nos ponen a cada uno en nuestro sitio, que son las elecciones, mediante las votaciones, y ese es el camino de la democracia".
"De la misma manera que no vale que un ciudadano vaya por la calle y le dé un puñetazo a otro ciudadano, mucho menos vale que un ciudadano, por la razón que sea, le pegue un puñetazo a un representante político", ha concluido.