Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu no ve "ámbitos de colisión que hagan imposible" un entendimiento del PNV con Podemos

Afirma que, "en este momento", no tiene en el pensamiento convocar las autonómicas antes del verano
El lehendakari, Iñigo Urkullu, no ve "ámbitos de colisión que hagan imposible el entendimiento" del PNV con Podemos porque, según la recordado que la formación liderada por Pablo Iglesias ha reconocido la gestión de las políticas sociales en Euskadi y también plantea una reivindicación del derecho a decidir.
En una entrevista concedida a Deia, recogida por Europa Press, el presidente del Gobierno vasco ha subrayado que, "en este momento", no tiene en el pensamiento celebrar los próximos comicios autonómicos antes del verano y ha apuntado que no ha decidido aún si repetirá como candidato jeltzale a la Lehendakaritza.
Preguntado por la situación política en el Estado tras las dos fallidas investiduras del líder del PSOE, Pedro Sánchez, Urkullu afirma ver "un escenario muy crítico" porque se le ha hecho muy "desagradable" el desarrollo del debate político durante la investidura. "Se ha hecho de una manera bronca, con un estilo que no es nada halagüeño para un entendimiento futuro", indica, para añadir que lo ve "con poca esperanza".
En este contexto, reconoce que su opinión del pacto de Ciudadanos con los socialistas "no es positiva" y lamenta que, "en el discurso del candidato, en los textos comprometidos o en el debate no hay ninguna referencia a un modelo de Estado diferente".
"Hay quien sigue pensando que el problema es el referéndum, e interpreta ese referéndum necesariamente como una pregunta que ineludiblemente lleva a una consecuencia de independencia, sin pararse a pensar en la situación que se da en ese territorio que reclama una consulta o un referéndum, y que, de forma previa, está planteando una negociación con el Gobierno del Estado", ha añadido.
De este modo, ha indicado que esto se lo ha planteado a Mariano Rajoy en su calidad de presidente y a Pedro Sánchez, pero "hay una cerrazón absoluta" en el PP y el PSOE a hablar del derecho a decidir o de la capacidad de celebración de consultas.
ELECCIONES VASCAS
En lo que se refiere al calendario electoral vasco, Urkullu recuerda que, si se cumple la legislatura, los comicios se celebrarían en otoño, y aclara que la última fecha posible sería finales de noviembre, alargando la legislatura un mes más desde que fueron las elecciones en octubre de 2012.
Además, recuerda que, a mediados de octubre, debe celebrarse la reunión del Consejo Vasco de Finanzas para tener unas directrices para la elaboración de los presupuestos de 2017 en todas las instituciones. "Por tanto, estamos hablando de elecciones en otoño", ha señalado, al tiempo que ha recordado que la legislatura parlamentaria finaliza en julio y, "en este momento", no tiene en el pensamiento "celebrarlas antes del verano".
Respecto a su voluntad para presentarse a la reelección, afirma que no se ha parado a pensar en eso y que espera para Semana Santa tener "una idea clara" de cómo puede terminar el primer semestre en lo que respecta al cumplimiento de su programa de Gobierno.
PODEMOS
Cuestionado por la aparición de Podemos en el mapa político vasco, el lehendakari ha dicho que ve "con sorpresa" sus últimos resultados, al igual que el grado de "afección" que ha tenido en otras formaciones, también en el PNV, pero especialmente en EH Bildu o el PSE.
En esta línea, ha afirmado que en el pasado EH Bildu ha atraído a votantes que han sido parte de una "amalgama porque también han tenido un voto contestatario o antisistema". "Si ahora aparece otra formación en esas claves, lo normal es que, entre el original y la copia, por el mismo precio, la gente prefiera el original", ha defendido.
Asimismo, ha mostrado una confianza absoluta en la capacidad del PNV para relacionarse con todas las formaciones, incluso con Podemos, "por mucho que sus líderes, dentro de su proceso interno estén planteando la imposibilidad de pactar con el PNV".
"Podemos ha reconocido la gestión de las políticas sociales en la Comunidad Autónoma Vasca, también plantea una reivindicación del derecho a decidir como el PNV. No veo ámbitos de colisión que hagan imposible el entendimiento", ha subrayado.
OTEGI
También se ha referido a la figura de Arnaldo Otegi, excarcelado este pasado martes de la prisión de Logroño tras seis año y medio de prisión, ha señalado que, desde el inicio afirmó que la condena era "muy discutible" y ahora le desea lo mejor a nivel personal, aunque ve "ofensivo" algunos elogios que se le hacen.
Respecto a una posible mayoría en el País Vasco de formaciones de izquierda, Urkullu dice no entender que Bildu, Podemos y los socialistas se quieran "encasillar en un único espectro, cuando la sociedad vasca es tan plural y tan diversa que aconseja la transversalidad y el acuerdo entre diferentes".
"¿Qué son izquierdas?, ¿En un compromiso de justicia social, de solidaridad, de cohesión social, de desarrollo de la sociedad vasca sin dejar a nadie atrás, quién más que el PNV?", ha preguntado.
Respecto al estatus de autogobierno, el presidente vasco ha destacado que planteó "un método para alcanzar un escenario de convivencia política lo más consensuado posible, mediante el diálogo, la negociación, el acuerdo y la ratificación, con el liderazgo del Parlamento Vasco".
"Y dije que, tras el acuerdo vendría la consulta, que espero que sea legal y pactada, algo que no depende solo de nosotros; también del Gobierno español", expresa.
Asimismo, ha destacado que, con la futura aprobación de la ley Municipal, se cierra la arquitectura institucional y se fija los ámbitos competenciales de cada administración. "Espero que el martes el Parlamento avance definitivamente en este objetivo", anuncia.
SITUACIÓN ECONÓMICA
Respecto a la situación económica, lamenta que estemos afectados por una nueva regla de gasto europea que hay que cumplir y por el límite en el objetivo de déficit impuesto por el cambio constitucional del PP y PSOE en 2011.
Todo ello, a pesar de que el País Vasco tiene una posición financiera "mejor que el Estado y las otras comunidades autónomas", aunque nos vemos sometidos a "imposiciones". "Una cosa es el rigor en las cuentas públicas pero otra cosa es la austeridad impuesta que nos ahoga", indica.
No obstante, remarca que el estado de bienestar en Euskadi "no va a estar en peligro por mucho que nos aprieten con la austeridad a ultranza", aunque plantea la necesidad de trabajar en la creación de fondos propios, públicos y privados, para proyectos estratégicos y proyectos de innovación.