Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu: Los "jerarcas" de la Iglesia católica española tratan de "influir en la política vasca"

El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, cree que la Iglesia católica española está "gobernada por unos jerarcas con la tentación de influir en la política vasca" mediante los nombramientos, en referencia a la polémica surgida en torno a la designación de José Ignacio Munilla como obispo de San Sebastián. Además considera que los obispos vascos no son "rebeldes", sino "consecuentes con la realidad de una comunidad diferenciada".
A su juicio, "detrás de los movimientos que hay provenientes de la jerarquía de la Iglesia católica del Estado español hay una ideología conservadora, que puede estar pensando en un tipo de sociedad que no es la del siglo XXI, sino en una anterior". 
"Sin ánimo de entrar en una polémica de la política y la religión, yo tengo que hacer ver a la ciudadanía que han sido la propia Iglesia católica y la jerarquía de la Iglesia católica en el Estado español las que se han entrometido en el ejercicio de la política, la que ha criticado al nacionalismo y la que ha reivindicado la unidad de España", ha apuntado.
Además, ha manifestado que "la propia jerarquía de la Iglesia católica tiene medios de comunicación social que han hecho, desde sus altavoces, una campaña permanente en lo que es la opción política".
"No creo que vamos muy desencaminados cuando pensamos que la Iglesia católica en el Estado español está gobernada por unos jerarcas que tiene una tentación de influir en la política. Y eso se resume también en lo que puedan ser los nombramientos para la Iglesia vasca", afirma.
En su opinión, los obispos vascos no son "rebeldes", sino "consecuentes con la realidad social, con la realidad cultural y con la realidad histórica de una comunidad diferenciada, como es la vasca".
"Creo que la Iglesia católica vasca, en los últimos 30 ó 40 años, se ha significado por ser una Iglesia absolutamente leal y coherente con el Concilio Vaticano segundo, de ser una iglesia pegada a ras de suelo, que aborde la realidad social, desde su concepción cultural, histórica, y eso alguien lo quiere identificar con política", ha aseverado.
El líder del PNV ha apuntado que, "en estos momentos, se está queriendo confundir haciendo ver que, detrás de todo esto, hay un planteamiento político", que él ha rechazado, y ha invitado a los feligreses a analizar "si la Iglesia católica en el Estado español sigue los postulados del Concilio Vaticano segundo y es una iglesia apegada a la realidad social o que cada vez se distancia más".
Tras insistir en que un obispo debe "entender las raíces y la identidad vascas", lamentó que se cuestione "el compromiso de la Iglesia vasca" en relación con la violencia, cuando "es incuestionable".