Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu espera que no tarde "una respuesta positiva al llamamiento de la IA al EPKK sobre un cambio de estrategia"

Insta a reflexionar sobre si es posible reanudar la actividad de la ponencia parlamentaria de paz y convivencia
El lehendakari, Iñigo Urkullu, espera que, "a no muy tardar", el llamamiento de la izquierda abertzale a "un cambio de estrategia" al colectivo de presos de ETA, EPKK, tenga "su correspondiente respuesta positiva y satisfactoria", y ha instado a reflexionar sobre si es posible reanudar la actividad de la ponencia parlamentaria de paz y convivencia, pero "más participada que lo que hasta ahora ha sido con la presencia de dos formaciones políticas".
En declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse en el Palacio Artaza de Leioa con el gobernador del Estado de Querétaro (México), Francisco Domínguez, Urkullu se ha referido, de esta forma, al emplazamiento de Sortu al colectivo de presos de ETA, EPPK, a que los reclusos se puedan acoger a beneficios penitenciarios.
"Espero que, en las próximas horas, días, semanas, en todo caso, no a muy tardar, este llamamiento de la izquierda abertzale a un cambio en la estrategia por parte de los propios presos tenga su correspondiente respuesta positiva y satisfactoria porque sería bueno para los propios presos, para sus familiares y para la normalización y la convivencia social y política en Euskadi", ha insistido.
Asimismo, ha considerado que "esto nos debería llevar a reflexionar si es posible retomar la actividad de la ponencia parlamentaria de paz y convivencia, una más participada que lo que hasta ahora ha sido con la presencia de dos formaciones políticas, con alguna otra formación política más que haya valorado positivamente el acuerdo alcanzado la semana pasada" para los 35 dirigentes de la izquierda abertzale acusados de reconstruir la cúpula de Batasuna, por el que se les ha rebajado las penas de cárcel.
Tras recordar que, después de conocer este acuerdo, el Gobierno vasco ya se expresó "en un sentido positivo" a "dar culminación a un proceso judicial mediante un acuerdo", ha indicado que también utilizaron el término "desazón" porque, "a pesar de lo positivo, nos ronda una pregunta: ¿para qué tanto sufrimiento durante tantos años para llegar a este acuerdo?".
Urkullu ha reiterado que el acuerdo para los dirigentes de Batasuna es "positivo", pero ha insistido en que quedan "preguntas por resolver" y es lo que el Gobierno vasco quiere "trabajar con la izquierda abertzale", para saber cuál es "no solamente la estrategia de la izquierda abertzale, sino qué hay en lo que han sido 35 años de la historia reciente".
DESARME
Por eso, ha indicado, es por lo que el Gobierno vasco viene "reivindicando el desarme completo y verificable de ETA por una parte, o el reconocimiento del daño injusto causado".
"Valorar positivamente el acuerdo que se haya alcanzado para los 35 encausados no lleva a ligarlo con al apelación por parte de la propia izquierda abertzale a un cambio de estrategia de los presos porque es algo que también nosotros hemos venido defendiendo desde lo que es nuestro propio plan de desarme en lo que a ETA se refiere", ha manifestado.
En ese sentido, ha recordado también planes como Hitzeman o Zuzen Bidean, "en lo que es una nueva política penitenciaria gestionada también desde el ámbito de los propios presos, desde el reconocimiento de lo que es el acogimiento a los beneficios penitenciarios en una política individualizada".