Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu lamenta que los partidos sigan "enquistados" y defiende la ponencia como "espacio natural" de diálogo

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha lamentado que los partidos vascos sigan "enquistados" en "posiciones anteriores" y ha defendido que la ponencia de Paz debe ser el "espacio natural" del diálogo entre las formaciones.
En una rueda de prensa en Vitoria, se ha referido, de esta manera, a la situación de la ponencia de paz, después de que el PSE-EE haya anunciado que no asiste a la reunión de este viernes.
Urkullu ha afirmado que, mientras la sociedad "ha pasado página", los partidos están "enquistados" en posiciones "anteriores" cuando se está "en un nuevo tiempo".
El lehendakari ha indicado que la ponencia en el Parlamento vasco es el "espacio natural" donde el diálogo entre las formaciones debería "redundar en la consolidación de este tiempo que estamos viendo", en aras a "una normalización en la convivencia".
Urkullu ha manifestado que la ponencia, "pese a los avatares que está sufriendo", tiene "un compromiso nacido de lo que fue la creación de la propia ponencia y reconocido por los grupos parlamentarios que forman parte del Parlamento" en relación al objetivo de la ponencia.
En todo caso, ha señalado que, como Gobierno vasco, van a seguir trabajando desde el Plan de Paz" y a la espera de las aportaciones que realicen los partidos a esta propuesta. Asimismo, ha señalado que van a intentar recoger esas aportaciones para "complementar" ese Plan.
Asimismo, ha manifestado su deseo de que, en lo que puedan "ayudar" como Gobierno en "elementos de debate y reflexión" para que la sociedad "no viva amnésica" y, por tanto, se pueda trabajar la memoria de una ponencia como la del Parlamento" y que "se puedan trabajar también las bases de lo que tiene que ser una normalización, una convivencia política normalizada".
"Estaremos en disposición de los grupos parlamentarios para atender lo que pueda ser objeto de tratamiento y trabajo en el Parlamento vasco, además de lo que sea el objeto de trabajo del propio Gobierno vasco", ha asegurado.