Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu: "Tenemos una planificación que nos lleva a elecciones al final de la legislatura natural"

Admite que "mira de reojo" unas nuevas generales por el "clima de relación política" que puedan dejar "como poso"
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que, si las "cosas van normales", las elecciones autónomicas serán después del verano y ha precisado que tiene una planificación que "les lleva al final de la legislatura natural". Además, ha admitido que "mira de reojo" unas nuevas generales por el "clima de relación política" que puedan dejar "como poso".
En una entrevista a Radio Popular, recogida por Europa Press, se ha referido, de esta manera, tras ser preguntado por el calendario electoral en Euskadi, donde tocaría celebrar los comicios en octubre.
Urkullu ha afirmado que ya ha dicho "varias veces", que, si las cosas son normales y van normales", las elecciones autonómicas no van a ser antes del verano, sino que serán "después".
El lehendakari ha recordado que las elecciones autonómicas del año 2012 fueron después del verano y las del 2016, "si las cosas son normales. tienen que ser después del verano".
Iñigo Urkullu ha indicado que están dedicados al Gobierno "al cien por cien" y al cumplimiento del programa del Ejecutivo. Según ha indicado tienen "muchas cosas gestionando" y tienen "una planificacion que lleva a lo que es el final de la legislatura natural".
"Las cosas normales debería ser también un clima normalizado en el ámbito de la político, pero eso ya no depende de uno y menos de lo que es la política en el ámbito del Estado español", ha añadido.
ELECCIONES GENERALES
Urkullu ha afirmado que desconoce si habrá elecciones generales en junio y ha precisado que lo que "le preocupa" y por lo que "mira de reojo" esos comicios, no es "tanto por su celebración sí o no", sino por el "clima de relación política" que pueda dejar "como poso" unas nuevas elecciones.
El lehendakari no cree que "las cosas se solucionen" por el hecho de que haya elecciones generales el 26 de junio porque, "en función de la representación, será necesario hablar, dialogar entre todos los partidos del ámbito de Estado español".
"Y hoy lo que yo me encuentro es lo mismo que la noche electoral del 20 de diciembre, y ya en la misma noche electoral, hice una reflexión porque no me estaban gustando las interpretaciones de los resultados electorales que unos líderes y otros están haciendo en base a vetos, a condiciones previas para los diálogos", ha añadido.
Iñigo Urkullu ha indicado que no le gustan "los condicionantes" que plantean los líderes políticos después de unas elecciones, que se basan en "cálculos electoralistas".
En este sentido, ha asegurado que espera que, después de Semana Santa, se entre "en otro periodo diferente" al actual y "eso pudiera llevar a la no repetición de las elecciones generales". "Sería bueno también para que un Gobierno como el vasco tuviera interlocutor en Madrid porque, si hay elecciones, difícilmente nos vamos a encontrar interlocutor cuando ya estamos abordando el final de la legislatura", ha agregado.
Por otra parte, preguntado por los resultados de sociómetro, ha indicado que las encuestas las toma "como encuestas" y pueden ser "una referencia válida".
Urkullu ha indicado que habrá que analizar los resultados de unos comicios vascos "en clave propiamente de unas elecciones autónomicas" y no cree que haya que hacer la interpretación de que unos resultados de unos comicios generales "necesariamente son proyectables a unas autonómicas".