Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu insiste en preguntar a la izquierda abertzale si "tan difícil es decir que matar y extorsionar estuvo mal"

Dice a Pernando Barrena (Sortu): "En la acusación viene también la culpa, y alguien tendrá que hacer algún reconocimiento"
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha insistido en preguntar a la izquierda abertzale si "tan difícil es decir que matar y extorsionar estuvo mal" y ha reiterado que "la realidad" es que no hay un reconocimiento del "daño causado por los atentados o la extorsión" de ETA.
En una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, Urkullu ha cuestionado si "tan difícil es entender que para la convivencia es necesario verdad, reconocimiento y respeto".
En este sentido, ha destacado que el pasado lunes recordó al director de Michelín en Vitoria, Luis Abaitua --por cuyo secuestro a manos de ETA fue condenado Arnaldo Otegi-- en el contexto del 50 aniversario de la fábrica en la capital alavesa, algo por lo que ha sido criticado duramente por el portavoz de Sortu, Pernando Barrena, que le ha acusado de utilizar a las víctimas.
Tras recordar que esta empresa, desde su implantación en Lasarte (Guipúzcoa) lleva 80 años en Euskadi, ha señalado que ésta "vino de fuera y ha vivido guerra, terrorismo y crisis económicas, y sin embargo, ha mantenido su arraigo en Euskadi".
"¿Y en 50 años de historia que tiene la planta de Michelín Gasteiz uno tiene que olvidar lo que ha sucedido para ratificar el compromiso de la dirección de esa empresa por mantener el arraigo en Euskadi cuando, perfectamente, se podría haber marchado en épocas duras, viviendo amenazas, viviendo extorsión?", ha dicho.
En este sentido, ha indicado que él hizo un recuerdo "en el recorrido de 50 años y es una realidad que afecta a la planta de Michelín Gasteiz". Ante los reproches de Barrena, que acusó al lehendakari de utilizar a las víctimas al recordar solo a Abaitua y no a otras víctimas, ha considerado que "en la acusación viene también la culpa". "Alguien tendrá que hacer algún reconocimiento", ha destacado.
Tras señalar que "no hay ningún problema" en que se le recuerde que ha habido más asesinatos, ha subrayado que él cree que es necesario el reconocimiento. "Y es lo que no estoy escuchando. Es curioso que a mí se reproche por haber olvidado mencionar a determinadas personas, pero, sin embargo, no hay ningún reconocimiento del daño injusto causado, bien por atentado o bien por extorsión. Y ésta es la realidad", ha añadido.
FUTURO DE CONVIVENCIA
El lehendakari ha señalado que quiere "mirar al futuro en ese propósito de convivencia". "Insisto, verdad y reconocimiento, y desde el Gobierno vasco se está dando pasos en lo que es el reconocimiento de todo tipo de víctimas, partiendo de lo que son las víctimas del terrorismo y de ese reconocimiento autocrítico que nos asiste a las instituciones vascas porque, durante todos estos años que, hasta el año 2011, hemos vivido, quizá con una distancia pública, con una lejanía o quizá con el silencio".
"Es fundamental, en torno a unos valores éticos, el que alguien dé el paso que tiene que dar de reconocer que matar y extorsionar estuvo mal. Y eso es lo que sigo echando en falta, ha concluido.