Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu llama a trabajar "la paz, la reconciliación y la concordia" tras haber "superado el terrorismo"

Recuerda que el PNV "ha sido y será el partido de la no violencia" y llama "al mundo a conocer la Euskadi de verdad y única"
El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha realizado un llamamiento a trabajar "la paz, la reconciliación y la concordia" después de que se haya "superado el terrorismo" de ETA. Además, ha recordado que el PNV "ha sido y será el partido de la no violencia" y ha emplazado "al mundo a conocer la Euskadi de verdad y única", en la que ya no existe la amenaza de ETA.
Urkullu, que ha comparecido en la sede de Sabin Etxea acompañado de ex altos representantes del PNV, ha querido hacer, ante la Asamblea Nacional Extraordinaria de su partido, "un reconocimiento a quienes han sido máximos cargos internos e institucionales" de la formación, como Xabier Arzalluz, José Antonio Ardanza, Joseba Leizaola, Juan María Atutxa o Izaskun Bilbao, que estaban presentes en el acto.
El líder nacionalista, que ha excusado la ausencia del anterior lehendakari, Juan José Ibarretxe, del ex presidente del Parlamento vasco Juan José Pujana y de ex presidentes del EBB del PNV, como Román Sudupe y Josu Jon Imaz, ha leído esta declaración junto con otros representantes de su partido, como Andoni Ortuzar, Josu Erkoreka, Iñaki Gerenabarrena, Belén Greaves o Joseba Aurrekoetxea.
Iñigo Urkullu ha querido "compartir con toda la sociedad este momento de alegría individual y colectiva", después de que ETA haya renunciado a la violencia de forma definitiva, y ha afirmado que la sociedad vasca "está contenta y orgullosa porque, entre todos", se ha logrado "superar el terrorismo porque la democracia se ha impuesto, por fin, a la violencia".
El líder nacionalista ha recordado "a las víctimas, los amenazados, los perseguidos y a los chantajeados". "Hoy es un día grande para todos y lo será mañana y pasado mañana. Son muchos los nombres que hoy nos vienen a todos a la mente, primero los de las personas cruelmente asesinadas. Un recuerdo para todas ellas y un reconocimiento al pueblo vasco", ha indicado.
Asimismo, se ha referido a "los nombres del compromiso, de todas las personas que han trabajado denonadamente por la paz". "Una cosa está clara, podemos decir con orgullo que todos los aquí presentes, todos los cargos internos e institucionales del PNV, siempre han estado comprometidos con la paz porque somos y seremos el partido de la no violencia". "Mucha gracias a todos", ha señalado dirigiéndose a los miembros de Asamblea Nacional Extraordinaria.
LA EUSKADI DE VERDAD
En este sentido, ha destacado que, "sobre esta alegría compartida", quiere trasladar "una invitación a todo el mundo a conocer la Euskadi de verdad y única, a conocer a los vascos de verdad" porque se trata de "un pueblo honrado, trabajador, solidario, abierto y alegre".
"Así somos y así queremos que se nos conozca, directamente. Dentro de nuestra alegría, tiene un lugar destacado saber que ahora se nos conocerá y reconocerá cómo somos de verdad", ha manifestado.
A su juicio, se ha dado "una gran paso, pero no está todo hecho, la paz hay que trabajarla; la reconciliación y la concordia, hay que trabajarlas".
"Éste vuelve a ser un objetivo de toda la sociedad vasca, un objetivo de todos. Ni nosotros ni nuestros padres hemos conocido la convivencia en paz en Euskadi. Éste es el legado que ahora nos corresponde ofrecer a nuestros hijos e hijas, un legado de memoria, de libertad y de concordia", ha señalado.
En esta línea, ha asegurado que su partido "está preparado y comprometido". "Hemos trabajado, vamos a trabajar, no está todo hecho, pero haremos todo por la paz y la concordia. Es nuestro compromiso", ha dicho, para despedir su discurso con vivas a la paz, al PNV y por una "Euskadi libre".
NUEVA SITUACIÓN
Preguntado tras su intervención por quién tiene que liderar esta nueva situación y si lo tendría que hacer el Gobierno vasco, Urkullu ha afirmado que "la sociedad es muy inteligente y sabrá valorar lo que ha hecho cada uno".
"Nosotros no tenemos afán de protagonismo, por lo tanto, ninguna pretensión de colocarse ninguna medalla de liderazgo o no liderazgo. Nosotros queremos estar y hacer, y vamos a hacer. El liderazgo corresponde al compromiso de cada uno de los individuos de esta sociedad", ha indicado.
En esta línea, ha apuntado que los demás "nos tenemos que poner también, en función de lo que tiene que ser un logro y un objetivo para el conjunto de la sociedad porque estamos hablando de paz y de convivencia para el conjunto de la sociedad".
"Y el PNV, desde su compromiso, va a hacer lo que esté en su mano, sin afán de protagonismo, sin preocupación de si le corresponde o no le corresponde liderarlo. La sociedad sabrá valorar cuando le corresponda el trabajo que unos y otros hemos hecho", ha dicho.