Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu plantea una reforma tributaria pactada entre partidos e instituciones para "la suficiencia financiera" de Euskad

Elude hablar de pactos postelectorales, pero se muestra dispuesto a "grandes consensos" para salir de la crisis y consolidar la paz
El presidente del EBB y candidato a lehendakari por el PNV, Iñigo Urkullu, se propone abordar una reforma tributaria consensuada entre partidos e instituciones para garantizar "la suficiencia económica y financiera" de Euskadi que, desde "la progresividad", permita "cumplir las prioridades de gasto". Además, ha indicado que el Gobierno de López "comienza a ser pasado" y el 21 de octubre los vascos podrán decidir "qué futuro quieren para Euskadi".
En una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en la sede de Sabin Etxea, Urkullu ha afirmado que su partido recuperará "el tiempo perdido" hasta ahora por el actual Ejecutivo, de manera que impulsará el crecimiento en la Comunidad Autónoma Vasca, y ha recordado que tiene "una reflexión sobre las directrices de política fiscal y sistema tributario" con el fin de recuperar la recaudación.
Tras manifestar que respetarán cada una de las competencias de cada uno de los ámbitos institucionales, ha asegurado que buscarán "la mayor coordinación posible en el ámbito interinstitucional para esa política fiscal y ese sistema tributario que tiene que responder a unos criterios básicos: garantizar la suficiencia financiera para cumplir con las prioridades de gasto" y el segundo de los criterios será "la progresividad, equidad y la justicia social" con el objetivo de mantener el estado de bienestar,
Iñigo Urkullu ha manifestado que tienen "muy claro que la salida de la crisis económica en Euskadi pasa por la competitividad, pero también por la cohesión social". De esta forma, ha apostado por "la suficiencia recaudatoria, la recuperación económica, el equilibrio entre ingresos y gastos públicos, la reactivación de la economía desde la generación de riqueza y de empleo, y la preservación de la cohesión social".
Según ha explicado, esto supondrá una reforma tributaria que se deberá analizar "con otras formaciones políticas desde el respeto al ámbito interinstitucional o competencial". "Y tenemos que tener claro que en las diputaciones hay gobiernos de diferentes colores", ha aseverado
Por ello, buscará "consensos y acuerdos" para garantizar "la suficiencia económica y financiera que permita cumplir con las prioridades de gasto", sin que se gaste más de lo que se recauda. En esta línea, ha abogado por establecer "las líneas rojas de lo que es el Estado de bienestar actual al que no queremos renunciar".
PATXI LOPEZ COMIENZA A SER PASADO
El líder jeltzale ha destacado que, tras el anuncio por parte del lehendakari este martes de la convocatoria de las próximas elecciones para el 24 de octubre, "ha terminado la incertidumbre y Euskadi se acerca a un nuevo tiempo".
En su opinión, "Euskadi ha perdido un tiempo precioso para afrontar el futuro". Por ello, ha asegurado que su partido "no va a mirar atrás porque el Gobierno de Patxi López, afortunadamente, comienza a ser pasado".
"El PNV va a mirar adelante, porque lo exige la sociedad vasca. La sociedad pide un nuevo Gobierno que gobierne, que se concentre en superar el actual descalabro económico, un Gobierno con disciplina y rigor en la gestión pública, con un proyecto para Euskadi, que no gaste por encima de sus posibilidades y que garantice los servicios públicos básicos. No sólo con palabras, también con hechos, con decisiones", ha subrayado.
En este sentido, ha subrayado que Euskadi necesita "un Gobierno que estimule la actividad económica, y que, por encima de las diferencias, busque la cooperación política y el acuerdo entre las instituciones".
El líder jeltzale ha aseverado que los vascos necesitan "urgentemente un Gobierno que crea en este país, un Gobierno motor que vuelva a generar confianza", que sea "capaz, ágil y austero y, a su vez, eficaz en la toma de decisiones".
Tras insistir en que es preciso un Ejecutivo, "un proyecto, un programa y un modelo para Euskadi", ha apuntado que el del PNV "es el que ha liderado la construcción del estado de bienestar en Euskadi durante estos 30 años".
A su juicio, el modelo jeltzale es "el plan integral de lucha contra la pobreza y el salario social; de Osakidetza y la moderna red hospitalaria; de la Universidad y la formación permanente; de los planes industriales y el apoyo a los emprendedores; de las infraestructuras culturales; de las políticas sociales forales y municipales; y de la Educación de calidad".
Para Iñigo Urkullu, se trata del modelo "de la reconversión, recuperación y modernización de Euskadi que permitió salir de las crisis que padecimos en los años 80 y 90", y que, "actualizado ahora a la realidad global, va a permitir también salir" de la actual crisis.
PLANES RENOVE PARA INCENTIVAR EL CONSUMO
En esta línea, ha indicado que generarán "planes renove que incentiven el consumo tras el varapalo del nuevo IVA", dotarán a las empresas de un Fondo que les ofrezca liquidez para abordar nuevos pedidos, mercados y negocios", y planteará "un Plan especial de incentivación del empleo juvenil". "Vamos propiciar el acuerdo entre todas las instituciones para relanzar la inversión pública", ha asegurado.
Urkullu ha remarcado que recuperarán "la senda de 30 años de autogobierno, de generación de bienestar y calidad de vida en Euskadi". "No queremos volver la vista atrás, no merece la pena, ya se han malgastado muchas energías en debates estériles. Necesitamos que este país vuelva a creer en sí mismo, en su capacidad de superación", ha apuntado.
El candidato a lehendakari no ha ocultado que se vivirán "tiempos duros" durante los próximos meses y ha recordado que Euskadi "se juega" su futuro. "Los vascos van a decidir qué futuro quieren para Euskadi el próximo día 21 de octubre", ha afirmado.
A su entender, la Comunidad Autónoma Vasca "sólo va a salir adelante con esfuerzo, responsabilidad y compromiso", y ha ofrecido su "compromiso a la sociedad vasca". "Mi compromiso es Euskadi. Mi responsabilidad personal y la de todo el PNV es Euskadi. Mi trabajo y dedicación plena, y la de todo el partido es Euskadi", ha reiterado.
"LA INCAPACIDAD" DEL GABINETE DE LÓPEZ
El líder jeltzale ha señalado que el Gobierno vasco ha adelantado los comicios tras "la constatación de la incapacidad de hacer frente a la soledad, a la debilidad; la incapacidad para afrontar un debate de política general, y de presentar las directrices maestras de cada Departamento del presupuesto para el año 2013".
En esta línea, ha remarcado "la incapacidad, debilidad y la soledad" del Ejecutivo autonómico desde que el PP vasco rompiera el pacto de Gobierno, "y el miedo" a afrontar "las situaciones conflictiva de algunos de los Departamentos del Gobierno", como en los de Interior, Educación o Sanidad.
Asimismo, ha destacado su "incapacidad para abordar la situación actual con un ánimo de coordinación interinstitucional o liderar una relación interinstitucional con los diferentes".
ELUDE HABLAR DE PACTOS
Urkullu ha eludido hablar de pactos postelectorales concretos, a la espera de los resultados de los comicios y las propuestas de los partidos, aunque ha recordado que, tras ganar las autonómicos en 2009, ofreció al PSE-EE "un Gobierno sólido" y los socialistas "lo rechazaron" para acordar con el PP y "ostentar la lehendakaritza". "No ya premisa previa para el PNV", ha dicho.
El candidato a lehendakari se ha mostrado dispuesto, "más allá de fórmulas de Gobierno", a lograr "grandes consensos" en la búsqueda de una salida de la crisis, la consolidación de la paz y una convivencia normalizada, y la manera de "entender el autogobierno en el siglo XXI" dentro de la arquitectura de la UE.
A su juicio, estos tres ámbitos "exigen la disposición, la voluntad y el compromiso de una relación con formaciones políticas e instituciones para buscar grandes acuerdos".