Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valenciano aprovecha el Día del Libro para recordar a una poeta rusa que lucho contra el terror de Stalin

La vicesecretaria general del PSOE y candidata a las próximas elecciones europeas, Elena Valenciano, ha celebrado este miércoles el Día del Libro reivindicando el poder que tienen estos "poderosos instrumentos de transmisión de la palabra", que hacen "más libre" y ha puesto como ejemplo la obra de la poeta rusa Anna Ajmátova, que relató en 'Requiem' las "atrocidades" del régimen de Stalin.
En un comentario en su cuenta oficial de Facebook, la 'número dos' del PSOE, ha recuperado el lema 'Más libros, más libre' tras relatar la historia del nacimiento del poema de esta autora, "una de las mejores poetas que ha dado la literatura rusa en toda su historia".
Valenciano cuenta cómo Ajmátova se encontraba en Leningrado en 1935 haciendo cola junto a otras muchas personas a la puerta de la prisión en la que se encontraba encarcelado su hijo, víctima de la represión estalinista, cuando una mujer la reconoció y le preguntó si no podía dar cuenta de lo que estaba ocurriendo, a lo que la poeta respondió. "Puedo".
"EL VALOR DE LA PALABRA"
"El resultado de ese compromiso es un largo poema, 'Réquiem', que compone a lo largo de cinco años, y que solo se publicará mucho tiempo después. Un poema no escrito, sino que la gente aprendía de memoria y transmitía de viva voz", ha explicado Valenciano, que ha subrayado que "la mujer que le pidió a la poeta que levantara acta de aquellas atrocidades conocía el valor de la palabra, Stalin también".
"Todos los tiranos han desconfiado de la palabra, y han temido a los libros; por eso los han censurado, prohibido, quemado", ha recalcado la dirigente socialista, que ha señalado que este 23 de abril es "un buen día para reivindicar esos poderosos instrumentos de transmisión de la palabra que son los libros". Se trata, ha concluido, de "unos artefactos que nos hacen sentir y pensar, que nos conmueven y ensanchan nuestras vidas".