Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Van Rompuy, "bastante seguro" de que independencia de Cataluña no se producirá: no le interesa ni a los que la piden

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se ha mostrado este martes "bastante seguro" de que la independencia de Cataluña no se producirá porque "no interesa ni a los que la piden ahora" y ha defendido que "lo que interesa a los ciudadanos es mantenerse juntos en un país, un país reformado, un país más federal".
"Mi esperanza es que al final la razón prevalecerá: que interesa a todo el mundo mantener los países como son y por supuesto, en cada país, las partes afectadas, las regiones afectadas, deben buscar la mejor solución para vivir juntos", ha dicho Van Rompuy durante la rueda de prensa de presentación de su libro "Europa en la tormenta", que versa sobre la crisis del euro.
Van Rompuy ha recordado que el día en que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció la convocatoria de la consulta soberanista para el 9 de noviembre él se encontraba en Madrid y dio una rueda de prensa conjunta con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que repitió la doctrina de la UE según la cual Cataluña quedaría automáticamente fuera de la UE si se independiza.
"Di exactamente la misma respuesta que dio el presidente de la Comisión unas semanas antes que yo, que cuando hay un nuevo Estado -y espero que eso no suceda, estoy bastante seguro de que esto no sucederá- hay que pedir la adhesión a la UE", ha explicado. "Hay un fundamento jurídico sólido (para esto) y lo mismo se aplica para otros casos en Europa", ha sostenido el presidente del Consejo Europeo.
"Creo que la secesión no interesa a los que la piden ahora. Lo que interesa a los ciudadanos es mantenerse juntos en un país, un país reformado, un país más federal. Cada caso es distinto", ha insistido Van Rompuy. Y ha puesto como ejemplo a Bélgica, que siempre ha respondido a las tensiones soberanistas con "más federalismo". El resultado, ha proseguido, es que el debate institucional no juega un papel importante de cara a las elecciones belgas del 25 de mayo sino que dominan las cuestiones sociales y económicas.
Para el presidente del Consejo Europeo, "no se pueden atribuir las tendencias secesionistas a la crisis de la eurozona" puesto que Reino Unido no forma parte del euro y tiene el caso de Escocia. "No son problemas nuevos, son problemas antiguos que vuelven de nuevo a la superficie ahora", ha apuntado.