Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vara dice que "hay que hablar" sobre Cataluña porque la falta de "interlocución" ha creado "muchos independentistas"

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que ve "bien" que se reúnan el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, porque "en este país la gente está cansada del silencio" y "hay que hablar" porque "nos tenemos que entender".
En esta línea, ha defendido que "hay que hablar" porque "muchos independentistas" se han "fabricado en ausencia de interlocución".
"En este país la gente está cansada de silencio, cansada de desplantes, cansada de posiciones maximalistas, yo creo que hay que hablar y hasta con las personas con las que puedas tener más diferencias hay que hablar porque nos tenemos que entender", ha sostenido.
El regido extremeño ha subrayado que "uno de los problemas" que ha habido en el proceso "llevado a cabo por Convergencia, Ezquerra o la CUP en Cataluña" es que "no han tenido en Madrid contraparte", es decir, "ha habido una ausencia de diálogo total" y eso, a su juicio, "no ha sido bueno", ha afirmado.
"Cuando se analice con cierta perspectiva dónde se han fabricado independentistas, nos daremos cuenta de que muchos de ellos se han fabricado en la ausencia de interlocución, que ante la reivindicación de que pudieran cambiar cosas lo que se han encontrado enfrente es la ausencia absoluta de diálogo", ha destacado Vara preguntado por este asunto durante una rueda de prensa que ha ofrecido en Lisboa tras reunirse con el primer ministro de este país, Antonio Costa.
En ese sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico ha evidenciado que "en cualquier país del mundo, mucho más si es democrático, la palabra tiene que prevalecer siempre", por lo que uno de los "caminos" que hay que "desandar" es el de la "ausencia de interlocución con Cataluña" porque "eso no es bueno para nadie", ha recalcado.
Asimismo, Fernández Vara ha recordado que la posición del PSOE con respecto a Cataluña es ir a una reforma de la Constitución que "permita adaptar la Constitución a la España de 2016 que nada tiene que ver con la España de 1978" y que la misma "se vote en referéndum" pero "que la votemos todos, también los catalanes y las catalanas", ha explicado.
"Si eso se puede utilizar para que se reconozcan singularidades sin que afecte a derechos y deberes a mi no me importa que la Constitución permita sentirse español a cada uno como quiera", ha apuntado.
GOBIERNO DE IZQUIERDAS EN PORTUGAL
Por otra parte, preguntado por la situación del Gobierno portugués conformado por tres fuerzas de izquierda y por qué eso no se produce en España, Vara ha señalado que en Portugal "hay un Gobierno de izquierdas", también hay un Partido Comunista "con una larguísima tradición de compromiso y con sentido de Estado y de país".
Además, el bloque de izquierdas del país luso es "la suma de tres fuerzas políticas que ya tienen 18 años, que llevan muchísimo tiempo en el Parlamento portugués, que han pasado por muchísimos avatares y que entonces es fácil en torno a un proyecto común haberlos puesto de acuerdo", ha añadido.
Por ello, Fernández Vara ha resaltado que la "gran diferencia con España" es que "hay menos experiencia en los nuevos partidos", que éstos "nunca han sido Gobierno" y "en algunos casos es la primera vez que son diputados", algo que, según ha aseverado, "no" es malo pero es "la realidad" que "permite ver que hay diferencias entre lo ocurrido en Portugal y lo que se está produciendo en España".
Ha apostillado, igualmente, que en el país luso hay "dos fuerzas de izquierdas que han permitido gobernar a Antonio Costa" pero "no" han entrado en el Gobierno sino que han "pactado las grandes políticas", mientras que en España "eso no es posible por el momento"-ha dicho- porque "las otras fuerzas de izquierda piden entrar en el Gobierno".
Por último, el presidente de Extremadura ha destacado que, además, el PSOE tiene también la "dificultad" de poder pactar "con gente que tiene un proyecto de país diferente".