Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vecinos y trabajadores, contrarios al cierre de la planta nuclear de Garoña

Manifestación en contra del cierre de la central. Vídeo: Atlastelecinco.es
El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ya ha señalado, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, que se pronunciará sobre el cierre o no de Garoña "procurando mantener su compromiso electoral, programático y de investidura".
El jefe del Ejecutivo ha recordado que su partido concurrió a las pasadas elecciones con el compromiso de asegurar la suficiencia del suministro, apostar por las energías renovables y limpias y por un modelo energético basado en el ahorro y la protección ambiental.
Este compromiso de "fondo", ha continuado Zapatero, viene acompañado de otro "igualmente claro" sobre la energía nuclear: "el cierre ordenado de las centrales conforme hubiesen ido cumpliendo su vida útil siempre que quedase garantizada la suficiencia del suministro a los ciudadanos y a las empresas".
El 5 de julio termina la actual licencia de explotación de esta planta, dos años antes de que expire su vida útil (2011), fecha ésta última que ha sido recordada por el presidente del Gobierno.
En este sentido, el presidente ha dicho que el Gobierno ha comenzado ya a analizar el dictamen del CSN y se pronunciará "motivadamente en tiempo útil y sin demorar su decisión por ninguna razón ajena, esto es, antes del 5 de julio".
Críticas y alabanzas
Desde la oposición se ha apostado porque todos los grupos parlamentarios, los agentes sociales y económicos se pongan de acuerdo para definir, lo antes posible, cuál debe ser el modelo energético para las próximas décadas.
Desde las organizaciones ecologistas, como Amigos de la Tierra, WWF, Greenpeace, Ecologistas en Acción se insta al cierre "inmediato" de la central por su "peligrosidad" al tiempo que han valorado la "valentía" de Zapatero "al no dejarse influir por la intensa campaña del lobby nuclear a favor de Garoña".
Por su parte, vecinos y trabajadores han protagonizado este mismo miércoles una concentración para pedir al Ejecutivo que prorrogue la vida útil de la planta nuclear. Incluso, el alcalde y los cuatro concejales socialistas del Ayuntamiento de Trespaderne, próximo a la central de Garoña, ya han anunciado que dejarán la política si el Gobierno opta por el cierre de la planta. EPF
 
Iberdrola