Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Vega niega que se haya pagado por la liberación de la cooperante

El Gobierno ha recibido en varias ocasiones pruebas de que los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania estaban con vida y de que recibían las medicinas que necesitaban. Así lo ha asegurado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, a propósito de la liberación de Alicia Gámez, tras más de tres meses secuestrada por Al Qaeda.
De la Vega ha precisado que han recibido cartas, fotografías, vídeos y comunicaciones -algunas llamadas a los familiares-, además de tener constancia de que, en algunas ocasiones, se les ha hecho llegar a los cooperantes las medicinas que precisaban.
"Desde esa perspectiva, hemos podido tener la tranquilidad de saber que estaban ahí y de que cuando pedíamos una prueba de vida se producía", ha comentado, antes de añadir que "eso siempre ayuda" para cruzar "esta travesía tan dura" que precede a la liberación.
La vicepresidenta ha insistido en que no se ha producido ninguna contrapartida por la liberación de Alicia Gámez y en que lo único que ha habido es un trabajo riguroso de más de tres meses de los servicios de inteligencia y diplomáticos.
"No hemos descansado ni un segundo, ni lo vamos a dejar de hacer" para lograr la liberación de los otros dos españoles secuestrados, ha subrayado De la Vega, al confesar que, al ver las imágenes de la llegada de Gámez a Barcelona, sentía una satisfacción incompleta. CGS