Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Veintitrés personas fueron asesinadas en México en las últimas horas

El año pasado, Ciudad Juárez fue la capital más violenta del país, con más de 1.600 muertes ligadas al crimen organizado de las casi 5.600 registradas en todo el país. EFE/Archivotelecinco.es
Veintitrés personas fueron asesinadas y varias de ellas mutiladas en las últimas horas en los estados mexicanos de Chihuahua, Baja California, Durango y Michoacán, informaron hoy las autoridades.
En Ciudad Juárez (Chihuahua), donde hay desplegados casi 11.000 soldados y policías federales, diez hombres murieron en tiroteos registrados en diversos puntos de la ciudad, fronteriza con El Paso (Texas, EE.UU.).
Los cadáveres, todos ellos de varones, fueron llevados al servicio medico forense para hacerles la autopsia.
La movilización policial para localizar a los autores de estos hechos sangrientos resultó infructuosa.
El año pasado, Ciudad Juárez fue la capital más violenta del país, con más de 1.600 muertes ligadas al crimen organizado de las casi 5.600 registradas en todo el país.
Por otro lado, tres cadáveres con la mano derecha mutilada fueron encontrados ayer en un camino rural, próximo a la carretera de Durango a la Ciudad de México.
Los hombres, de entre 29 y 39 años, eran empleados municipales y su desaparición había sido denunciada horas antes en el Ministerio Público.
Además de las mutilaciones, los cadáveres presentaban signos de asfixia por estrangulamiento y heridas penetrantes en el tórax, así como golpes en diversas partes del cuerpo.
En Tijuana, a 2.300 kilómetros al noroeste de la capital mexicana, otros dos cuerpos aparecieron mutilados en el barrio Villa Colonial de esta ciudad fronteriza con San Diego (California, EE.UU.).
Las víctimas tenían la cara cubierta con cinta adhesiva y bolsas de plástico y sus manos, cortadas, aparecieron en una bolsa de plástico junto a los cadáveres.
Debajo de los cuerpos, que correspondían a hombres de entre 25 y 30 años, la Policía encontró una cartulina con la leyenda: "Esto me pasó por andar robando carros (automóviles) con pistola".
Poco antes, habían sido localizados dos cuerpos calcinados y decapitados, a unos metros de la carretera de Tijuana a Rosarito. Las cabezas fueron halladas en un parque industrial de la ciudad, donde ayer también apareció otro hombre mutilado y un joven acribillado a balazos.
En el estado occidental de Michoacán, uno de los que registran mayor actividad del crimen organizado, dos hombres y dos menores de edad fueron hallados muertos con múltiples impactos de bala en la comunidad de La Laguna.