Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Velasco propone juzgar a una célula de propaganda del DAESH que "amenazó de muerte" en Internet a Holande o Putin

Enseñaban a fabricar artefactos a los 'lobos solitarios' y aconsejaron a los españoles estar "preparados" mientras deseaban "un feliz 11M"
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha procesado a cuatro miembros de una célula de propaganda del DAESH acusada de adoctrinar y difundir la estrategia de la organización terrorista a través de Internet, donde vertió "amenazas de muerte" contra líderes internacionales, como el presidente de Francia, François Hollande o el de Rusia, Vladimir Putin.
El magistrado ha propuesto sentar en el banquillo a Marouan Ben Nacer; Soukaina Aboudrar; Merimbre Rehaily, alias 'Rim, la italiana'; y Achraf Jouied por delitos de integración en organización terrorista, amenazas terroristas y humillación a las víctimas del terrorismo. Ha citado a los procesados --dos de ellos se encuentran en prisión y otros dos huidos-- para el próximo 8 de junio para tomarles declaración indagatoria.
Según el auto, los acusados contactaron con yihadistas asentados en Siria y divulgaron comunicados oficiales de la organización con su estrategia y las medidas de seguridad recomendadas, así como material multimedio para fabricar explosivos caseros dirigido a los 'lobos solitarios' para realizar "acciones armadas" en nombre del DAESH.
Además, vertían "amenazas de muerte" en nombre del grupo terrorista contra el Rey de Marruecos, Mohamed VI; el presidente ruso, Vladimir Putin; el presidente de Francia, François Holande; el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad; así como otras dirigidas a la población en general motivadas por su pertenencia a grupos étnicos, religiosos o su pertenencia a países determinados, como España, Francia o Estados Unidos.
De igual modo, incitaban a cometer atentados y "acciones suicidas de martirio", mientras que justificaban la violencia, enaltecían a sus autores y humillaban a las víctimas. Para ello, se servían de una "sofisticada" red a través de varias redes sociales y plataformas de comunicaciones instantáneas a través de Internet.
"Todo ello, suponiendo un gran peligro por cuanto difunde y expande los postulados yihadistas posibilitando a su vez la incorporación de nuevos miembros del DAESH", expone en el auto, en el que indica que contactaron con varios simpatizantes que murieron en zona de conflicto y que se referían a los combatientes como "guerreros" o "niños".
LA FAMILIA, UNA "EXCUSA" PARA NO IR A LA YIHAD
En concreto, Soukaina es una joven que se radicalizó a través de las redes sociales; y Marouan Ben Nacer presenta "indicios de marginalidad", no trabaja y ha focalizado su atención hacia "un conflicto idealizado por los yihadistas en el que encuentra un papel para él en este mundo". Joued Achraf se encuentra en la actualidad en Siria y contra 'Rim, la italiana' se ha emitido una orden europea de detención y entrega.
Entre las conversaciones intervenidas, escribieron entre 2014 y 2015 mensajes en los que se puede leer: "In sha allah, nuestro Andalus lo devolveremos", "Sukaina te veo que quieres emigrar a Egipto. Me voy a chivar a Don Felipe", "Que Allah les lleve, nos están matando con tanta crisis", "Os deseamos un feliz 11M españoles y manténgase preparados para lo que viene con el permiso de Allah".
En uno de los 'tuits' se lee como uno de los internautas anima a Soukaina a emigrar, a lo cual ella responde que es "complicado porque su madre está enferma y sus hermanos son pequeños". "¿Cómo voy a dejarles tan pequeños sin que sepan nada sobre la religión?", se pregunta, algo que su interlocutor ve como una "excusa".