Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Velasco comienza a tomar declaración a los ocho detenidos en la operación contra el frente de cárceles

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha comenzado poco antes de las doce de esta mañana a tomar declaración a los ocho detenidos en la operación desarrollada el pasado miércoles contra el frente de 'makos' (cárceles) de la banda terrorista ETA, han informado fuentes jurídicas.
Los dos abogados Arantza Zulueta y Jon Enparantza, Aitziber Sagarminaga y Egoitz López de la Calle y los expresos de la organización Miren Aitzane Orkoaga Etxaniz, José Miguel Almandoz Erviti, Asier Aranguren Urroz y José Luis Campo Barandiarán Uribarri han sido trasladados a primera hora de la mañana desde las dependencias de la Guardia Civil donde permanecían desde su arresto.
A Zulueta y Enparantza se les imputa desde el año 2010 una delito de integración en organización terrorista por servir de enlace entre la dirección de ETA y los presos de la banda. Ambos quedaron en libertad provisional en diciembre de ese año.
La histórica abogada de la banda volvió a ser arrestada en julio de 2011 y abandonó la cárcel de nuevo en septiembre, tras abonar una fianza de 60.000 euros.
Por su parte, Aitziber Sagarminaga, ha sido identificada como la persona que alquiló el café-teatro de Durango (Vizcaya) en el que se celebró el acto del colectivo de presos de la organización, EPPK, en el que participaron más de 60 presos excarcelados tras la anulación de la aplicación retroactiva de la doctrina Parot, según los datos recopilados por Europa Press.
EXPRESOS DE LA BANDA
José Luis Campo Barandiarán, alias 'Fabrice' y 'Atila', a quien se atribuyen las mismas labores de interlocución que a Sagarminaga. La Justicia francesa le condenó el 17 de diciembre de 2008 a diez años de cárcel como miembro del 'aparato logístico'.
Egoitz López de la Calle Uribarri, de 34 años, arrestado en junio de 2001 en la localidad alavesa de Ochandiano, acusado de participar en varios actos de violencia callejera atribuidas a la ilegalizada Haika. Fue condenado a tres años y medio de cárcel por la Audiencia Nacional como miembro de esta organización aunque el Supremo le absolvió en enero de 2007.
Asier Aranguren Urroz, protagonizó la película Asier ETA Biok (Asier y yo), que fue premiada en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián, celebrada en septiembre de 2013. Miren Aintzcune Orkolaga Etxaniz, por su parte, se encuentra en libertad desde el 26 de septiembre de 2009 después de cumplir casi nueve años de condena en Francia como integrante de ETA. Antes de su liberación, llevó a cabo una huelga de hambre de 17 días para impedir que las autoridades galas la entregasen a la Policía española.
En cuanto a Mikel Almandoz Erviti fue detenido en Pau el 9 de diciembre de 2003 y fue condenado a 12 años de cárcel en Francia aunque el septiembre de 2012 quedó en libertad condicional. Miembro 'legal' (no fichado por la Policía) de ETA, fue arrestado junto al entonces jefe de los 'comandos', Gorka Palacios Alday, y sus lugartenientes Juan Luis Rubenach e Iñigo Vallejo Franco.
'KOORDINADORA TALDEA'
Todos los arrestados eran miembros permanentes del denominado 'KT' (Koordinadora Taldea) formado por personas vinculadas al Colectivo de Presos de ETA, (EPPK en sus siglas en euskera). La operación guarda una gran similitud con la llevada a cabo contra los abogados de la banda en abril de 2010 y que desarticuló el colectivo H-Alboka. Como entonces, a los arrestados el pasado miércoles se les acusa de ejercer como la correa de transmisión entre ETA y sus cárceles.
Los detenidos guardaban relación directa con la organización criminal y no sólo trasladaban sus mensajes a las prisiones sino que presionaban a los presos para que se mantuviesen fieles a las consignas de ETA, han indicado fuentes de la investigación.