Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verhofstadt dice que la UE no debe mezclarse en debate sobre independencia de Cataluña y Escocia

El candidato liberal a presidir la Comisión Europea, el belga Guy Verhofstadt -de cuyo partido forman parte Convergència y el PNV- ha dicho este viernes que la UE no debe meterse en el debate sobre la posible independencia de Cataluña o Escocia y ha sostenido que se trata de asuntos internos que deben resolverse en España y Reino Unido.
"Mi reflexión es que se trata de un asunto británico por lo que se refiere a Escocia y escocés, y de un asunto catalán y español por lo que se refiere a Cataluña. No creo que Europa deba mezclarse y entrar en esta lucha, batalla, discusión o debate, como prefiera llamarse", ha indicado Verhofstadt durante la rueda de prensa de presentación de su programa para las elecciones de la Eurocámara del 25 de mayo.
El candidato liberal ha eludido también pronunciarse sobre si cree que Cataluña o Escocia deberían seguir dentro de la UE si se independizan o quedarían automáticamente fuera. "Debe haber una discusión en primer lugar dentro del país, dentro de España, por lo que se refiere a Cataluña y dentro de Reino Unido por lo que se refiere a Escocia", ha sostenido el político belga.
"Es una típica cuestión de carácter interno. ¿Debemos decidir sobre el ordenamiento interno de nuestros Estados miembros? No, esta no es mi ambición", ha insistido Verhofstadt.
El candidato liberal considera que tiene posibilidades para hacerse con la presidencia de la Comisión -cargo para el que fue vetado en 2004 por el ex primer ministro británico, Tony Blair, que lo consideraba excesivamente federalista- porque el elegido no será necesariamente el aspirante del partido más votado sino el que consiga un apoyo mayoritario en la Eurocámara.
Verhofstadt ha explicado que su programa se basa en reactivar la economía europea no manteniendo las políticas actuales, como según ha dicho defiende el PP, ni con más endeudamiento, postura que ha atribuido a los socialistas, sino mediante un nuevo impulso a la integración europea en campos como la energía o la economía digital.