Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vic apoya la norma que impide el empadronamiento de inmigrantes ilegales

El alcalde de Vic, Josep María Vila d'Abadal, ha manifestado que la nueva normativa pretende poner orden, avanzar en la integración de la inmigración y poner a las personas inmigradas dentro de la comunidad.
El equipo de gobierno, formado por CiU, PSC y ERC, mantiene que la propuesta es "legal" según sus servicios jurídicos, pero si algún informe de otra administración demuestra la ilegalidad, posiblemente retirarán la medida.
El partido ultraderechista Plataforma per Catalunya, en la oposición en el consistorio de Vic, apoya esta medida, pero la considera insuficiente.
El grupo municipal de los independentistas de la CUP rechaza esta medida porque "es poco ética, insolidaria, electoralista y afecta al 2% de la población", y considera que no "solucionará el problema de la inmigración". Por su parte, el grupo de ICV ha reclamado la retirada de la normativa porque es una medida irresponsable que no tiene una cobertura jurídica sólida.
Desde Madrid, tanto el PP como el PSOE han criticado la norma. Maria Teresa Fernández de la Vega recordó el martes al alcalde de Vic que no es "razonable" que una corporación tome decisiones unilaterales que "no están en el marco de la ley". Y hoy ha vuelto a insistir. La medida "no está cubierta por la ley"; el alcalde de Vic debe ser la "única persona" que la considera ilegal, ha sentenciado De la Vega.
De ser ilegal, retirarán la propuesta