Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión para el dueño de Vitaldent y otros tres directivos

Con una fortuna de 600 millones de euros, de origen más que dudoso,  a Ernesto Colman no se le ha resistido ningún capricho.  El más llamativo, un pueblo en Lérida, en pleno valle de Arán, por el que pagó recientemente 5millones y medio de euros. 

El caprichoso multimillonario tenía además varios coches de lujo en propiedad, jet privado, purasangres, cientos de pisos y fincas, etc. Un auténtico imperio cimentado en la trama delictiva en torno a Vitaldent. Según la investigación, las clínicas pagaban en dinero negro a la trama, los centros franquiciados denuncian  contratos salvajes.