Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Woody Allen y American Apparel llegan a un acuerdo por cinco millones de dólares

El cineasta estadounidense Woody Allen zanjó hoy la demanda que tenía contra la cadena de tiendas de confección American Apparel al llegar a un acuerdo con ellos, equivalente a 5 millones de dólares.
Allen y los representantes de American Apparel comparecieron este lunes ante un juez federal de Nueva York, que debía dirimir sobre la demanda interpuesta hace un año por el cineasta neoyorquino contra la firma de ropa, por haber utilizado sin su consentimiento una foto suya en una campaña publicitaria.
El cineasta, a la salida del tribunal, indicó que este acuerdo era el de mayor cuantía al que se había llegado según la ley del derecho a la privacidad del estado de Nueva York, indicó el diario The Wall Street Journal en su edición digital.
"Un jurado podría haberme dado más dinero, pero no vivo de eso y 5 millones de dólares es suficiente para disuadir a American Apparel o a cualquier otro de intentarlo de nuevo", leyó Allen, de 72 años, en un comunicado al informar del acuerdo a la salida del tribunal.
El reconocido director de cerca de cuarenta películas y ganador de tres premios Óscar, reclamaba inicialmente a esa firma diez millones de dólares por la utilización de esa foto, en que se veía un fotograma de "Annie Hall" (1977).
En él, Allen aparecía vestido como un judío ortodoxo con barba larga y sombrero negro, acompañado por las palabras "el rabino sagrado" en yiddish y el nombre de la firma, el mayor fabricante de ropa de Estados Unidos.
Antes de llegar al acuerdo, las partes se enzarzaron en una agria disputa en la que los abogados de la firma de ropa pidieron llamar a declarar a la esposa de Allen, Soon Yi Previn, y su ex novia Mia Farrow, lo que rechazaron los representantes legales del artista.
Durante la fase previa al juicio, Stuart Slotnick, abogado del creador y director American Apparel, Dov Charney, señaló a la prensa neoyorquina que Allen había "sobrestimado enormemente el valor de su inclusión en un anuncio", con el argumento de que su popularidad cayó "significativamente, en especial a raíz de los escándalos con los que ha estado asociado".
El letrado recordaba el romance secreto que tuvo con su "hijastra" Soon Yi, hija adoptiva de su ex novia Mia Farrow, así como la agria y aireada batalla que mantuvo con ésta por la custodia de sus hijos y su posterior boda con Soon Yi.
Los abogados del director aseguraron en su día que American Apparel "no buscó ni mucho menos obtuvo el permiso o el consentimiento de Woody Allen" para el uso de su imagen en distintas piezas publicitarias en Internet y vallas en Nueva York y en Los Ángeles (California).