Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ximo Puig defenderá "hasta el final" el "total" cumplimiento del trasvase Tajo-Segura

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha manifestado que el Consell va a "defender hasta el final el total cumplimiento del trasvase Tajo-Segura" y mantendrá una actitud "vigilante" en la aplicación del memorándum que firmó el anterior Gobierno del PP, partido al que ha responsabilizado de "las actuales limitaciones en la llegada de agua a Alicante".
Ximo Puig, ha hecho una apuesta por el diálogo en esta materia y ha reconocido "las cada vez más reducidas reservas de agua de las cuales dispone el Tajo en sus pantanos de cabecera y que, a pesar de las lluvias de los últimos días, se encuentran a un 16 por ciento de su capacidad".
El 'president' ha hecho estas declaraciones en Alicante, tras presidir la constitución de la Mesa Interdepartamental del Agua, reunión en la que también han estado presentes la consellera de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrián, la titular de Vivenda y Vertebración del Territorio, María José Salvador, y el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz, según ha informado la Generalitat en un comunicado.
En este encuentro, el Consell ha expresado su "firme voluntad" de potenciar la reutilización de aguas depuradas y el uso de las desalinizadoras como "líneas maestras de su gestión en materia de recursos hídricos, que estará marcada por el diálogo y el consenso y que eludirá en todo momento los enfrentamientos y las polémicas".
En este sentido, ha añadido que esta reunión, que nace con voluntad de convertirse en un foro estable, "es el inicio de una nueva política en materia de agua para la Comunitat Valenciana"; una nueva manera de gestionar este bien escaso "que ponga punto final a la guerra del agua".
"Es una nueva política basada en el diálogo, en la racionalidad, en una acción dirigida a la eficiencia", ha indicado, y ha continuado: "este gobierno no va a buscar la confrontación ni las polémicas".
Los criterios de gestión de este Consell se basan, tal y como ha reiterado Ximo Puig, en "el rigor, el diálogo, la búsqueda del ahorro, la eficiencia y compatibilizar la defensa de los sectores económicos con políticas responsables del agua".
En declaraciones posteriores a la reunión, el 'president' ha explicado que el objetivo prioritario de esta mesa es coordinar las acciones contra el déficit hídrico entre todos los departamentos autonómicos implicados, puesto que, como ha recordado, la sequía que sufre actualmente la Comunitat Valenciana no ha de entenderse como una situación de excepcionalidad, sino como un escenario que, cada vez, será más habitual.
CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE EL AGUA
Por otra parte, ha anunciado que se va a celebrar, en colaboración con las universidades públicas valencianas, y pilotado desde la Universidad de Alicante, un congreso internacional sobre el agua en el Mediterráneo.
"Va a ser un congreso de una gran potencia en el que van a participar todos los países ribereños del Mediterráneo, en el que se establecerá una serie de estrategias a largo y corto plazo y que va a contar con todos los ámbitos institucionales y agentes públicos y privados que quieran participar", ha dicho Puig.
En esta línea, ha añadido que "va a ser un gran congreso que va a intentar diseñar políticas del agua en una situación que cada vez es más compleja y que no puede zanjarse con demagogias".
ACCIONES EN MATERIA HÍDRICA
Respecto a las acciones en materia hídrica, desde el Consell han explicaod que, en primer lugar, la Generalitat reclamará al Gobierno central el incremento de la potencia eléctrica de la desalinizadora de Torrevieja (Alicante), para que puede aumentar su actual producción de 30 hectómetros cúbicos a un mínimo de 60 y para que se acerque en lo posible a su máxima capacidad de producción, que es de de 120 hectómetros cúbicos.
En este sentido, desde la Generalitat han subrayado "una cifra altamente significativa". "Cuando se habla del máximo de agua que llega a la Comunitat Valenciana a través del trasvase Tajo-Segura, se habla de 100 hectómetros cúbicos, una cantidad que es prácticamente la misma que podría dar la desalinizadora de Torrevieja a pleno rendimiento", han manifestado.
Por lo que se refiere a los trabajos que son responsabilidad del Consell, se recuerda que se han puesto en marcha un gran número de obras destinadas a mejorar la reutilización de las aguas depuradas. En estos momentos, hay cerca de 200 hectómetros cúbicos de aguas depuradas que no se usan y que van directamente a los barrancos.
Sólo con las obras que están proyectadas en las instalaciones de Alicante, Orgegia, Rincón de León, Elda y Pinedo se pueden recuperar 70 hectómetros cúbicos de agua, ha dicho el Consell, que ya tiene en marcha las obras de la terminación de trasvase Júcar-Vinalopó, conocidas como el postrasvase.
Desde el Gobierno autonómico han destacado los "reiterados incumplimientos" en los plazos de los trabajos de esta infraestructura hídrica han hecho que "un programa que podría aportar 30 hectómetros cúbicos al sur de Alicante, aporte en la actualidad poco más de 5 hectómetros".
Desde la Mesa Interdepartamental del Agua han anunciado que el Consell basará su política hídrica en "el rigor, el ahorro, el diálogo y la eficiencia, dado que no se puede caer en la irresponsabilidad de gestionar el agua como un bien ilimitado", y busca convertir el agua en "una de sus principales prioridades".
200 MILLONES
La Generlitat ha hecho hincapié en que "con los 200 millones de euros que se gastó la anterior Generalitat del PP en los cuatro grandes premios de Fórmula 1, se habrían podido cubrir todas las inversiones hídricas del Gobierno central y del autonómico, con lo que quedaría resuelto este grave problema".