Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yllanes, juez y diputado de Podemos, rechaza el indulto para Bódalo porque su delito merece reproche penal

El diputado de Podemos y juez en excedencia Juan Pedro Yllanes se muestra contrario a la petición de indulto promovida por Podemos para el concejal de Jáen En Común Andrés Bódalo --quien este miércoles ingresó en prisión para cumplir una condena por agresiones-- porque considera que se trata de un "delito especialmente castigado" que merece "un reproche penal de una enorme seriedad" y que, para su entrada en prisión también se ha tenido en cuenta el agravante de reincidencia.
En declaraciones en el Congreso, Yllanes ha remarcado que Podemos tiene "perfecto derecho" a solicitar el indulto y el edil lo tiene para acudir al Tribunal Constitucional e intentar que se le rebaje la condena que se le ha impuesto, pero ha dejado claro que él no firmará la solicitud para que se le aplique la medida de gracia si Podemos se lo pide.
Bódalo fue detenido este miércoles y poco después ingresó en prisión de Jaén para cumplir la condena de tres años y medio impuesta por la Audiencia provincial por agredir al teniente alcalde del Ayuntamiento de Jódar en 2012, del PSOE, durante una protesta de jornaleros que reclamaban peonadas para acceder al subsidio agrario.
PABLO IGLESIAS APOYÓ EL INDULTO
Dirigentes de Podemos reclamaron el indulto para el concejal, una solicitud a la que también se adhirió en las redes sociales el propio secretario general del partido, Pablo Iglesias.
Yllanes, quien ha reconocido que no ha leído la "sentencia completa", ha subrayado que la misma es "firme" y resulta
"extremadamente rigurosa" porque para la imposición de esa condena de tres años y medio de cárcel "se ha aplicado la circunstancia agravante de reincidencia" y que se trata de "un delito especialmente castigado" con entre uno y seis años de prisión.
El juez en excedencia asegura que no pone en duda la versión de Bódalo. "Le deseo lo mejor y sería muy miserable por mi parte hacer ningún comentario crítico de una persona que defiende a capa y espada", argumenta, a la que vez que sostiene que hay que tener en cuenta que se le condena por una actuación que tuvo lugar "en una protesta de jornaleros" y que en aquel momento aún no era concejal.
Pero, sea como fuere, está convencido de que "la utilización de las vías de hecho no están justificadas en ningún caso" y de que existe una "sentencia firme que no habla de defensa de derechos, sino de una agresión a un persona que en ese momento era concejal". "Eso tiene que tener su reproche penal y es un reproche penal de una enorme seriedad", ha añadido.
NO TEME REPRESALIAS
En este contexto, insiste en que "por coherencia personal" él no puede apoyar esa petición de indulto. "Si me pide que la firme no la firmare. Tengo un gravísimo problema, y es que, después de 26 años ejerciendo la jurisdicción penal, si dijera lo contrario probablemente el que se tendría que autorepresaliar", ha comentado cuando se le ha preguntado si teme represalias del grupo parlamentario.
"No temo ninguna represalia, en esta vida si uno es coherente difícilmente puede tener temor a represalias", ha dicho, subrayando que si alguien cree que con esta posición traiciona los principios del grupo o su situación queda comprometida está abierto a que se lo hagan saber. "Pero esto es un problema de coherencia personal y eso lo llevo a rajatabla", ha remachado.