Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yoani Sánchez pide a los líderes europeos reuniones públicas con la oposición en sus visitas a Cuba

Advierte de que la normalización de las relaciones entre EEUU y la isla ha provocado más titulares de prensa que realidades para los cubanos
La periodista y activista cubana Yoani Sánchez ha pedido a los líderes internacionales que sigan el ejemplo del presidente de EEUU, Barack Obama, y se reúnan de forma pública con la oposición al régimen castrista cada vez que visiten la isla.
"Esto de estarnos viendo a escondidas en las esquinas como si fuéramos amantes como hacen muchos diplomáticos y funcionarios europeos que visitan Cuba, que no quieren contactar directa ni públicamente con disidentes u opositores o la sociedad civil para no molestar al Gobierno, eso es ya profundamente irrespetuoso", se ha quejado la famosa bloguera en un debate organizado por el Real Instituto Elcano y la Fundación Botín.
En su opinión, la visita de Obama a la isla, "con sus pros y sus contras", marcó el camino a seguir en este aspecto, pues el presidente estadounidense "vio a los emprendedores, fue a un partido de béisbol y además de eso se sentó con tres opositores en una mesa a conversar, públicamente, dentro de la agenda".
"Por lo que yo recomendaría pasar de ese irrespeto de llegar a escondidas y enterarnos prácticamente después, porque si se quiere hablar con Cuba hay que hablar con toda Cuba y la oposición es parte de Cuba", ha insistido.
Sánchez ha advertido de que por el momento el proceso de normalización de relaciones entre EEUU y Cuba ha generado "más titulares que realidades" de cambio para el pueblo cubano y ha llegado a bromear afirmando que le gustaría vivir en la Cuba que describen algunos medios de comunicación extranjeros, que magnifican los cambios que ha habido en la isla.
"Ni el 17 de diciembre (de 2014, día del anuncio de normalización de relaciones entre EEUU y Cuba) ni el 17 de abril (inicio del VII Congreso del Partido Comunista) han cambiado significativamente la vida de los cubanos", pues el poder en el país sigue estando "en manos de octogenarios" que siguen impidiendo que los cuentapropistas (trabajadores por cuenta propia) puedan acumular riqueza, además de mantener la represión contra las voces discordantes, a las que vigila constantemente.
BECAS E INTERCAMBIO ACADÉMICO
Preguntada qué puede hacer España por Cuba, Sánchez ha aconsejado elaborar estrategias pensadas para los cubanos nacionalizados españoles a través de la conocida como 'ley de nietos' (unas 110.000 personas) con programas de acceso a becas e intercambio académico.
También ha opinado que España podría ayudar a Cuba en materia de lucha contra la corrupción, lo que ha desatado las risas del auditorio. Sánchez ve como un problema que los niños en la isla hayan crecido viendo cómo sus padres han robado en sus trabajos para traer comida a casa, es decir, pensando que meter la mano en las arcas del Estado es algo que está bien.
Asimismo, ha aconsejado comenzar a trabajar en la lucha contra el tráfico de drogas, porque en la isla hay gente preparada "para sintetizar muchas cosas".
En el debate también ha participado el exembajador español en Cuba Carlos Alonso Zaldívar, quien ha elogiado la visita que el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha efectuado este fin de semana a La Habana, donde esta vez sí le ha recibido el presidente Raúl Castro, a diferencia de lo que ocurrió en su visita anterior a finales de 2014.
Zaldívar ha defendido que los cambios en Cuba se produzcan de una manera que no dejen como herencia la "pobreza generalizada para el pueblo cubano" ni permitan que desde fuera se hagan con el activo social del país.
PARTIDO PROAMERICANO
En su opinión, el juego de la apertura gradual de Cuba "irá en paralelo" a la relajación de la política del bloqueo estadounidense y ha dado por hecho que, en cuanto se legalicen los partidos en la isla, surgirá un movimiento proamericano que se dedicará a defender los intereses geoestratégicos de EEUU, que pasan por garantizar su salida al Atlántico por la península de Florida.
En el coloquio también ha participado el investigador del Real Instituto Elcano y experto en Latinoamérica Carlos Malamud, quien ha afirmado que Fidel Castro es la figura que "impide avanzar" en las reformas que necesita la isla.
Malamud ha alertado de que cuanto más tarde Cuba en abandonar su actual política monetaria con la circulación de dos monedas más alto será el coste económico de esta reforma.