Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero defenderá ante la Eurocámara los avances de un semestre complicado

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero. EFE/Archivotelecinco.es
El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, comparecerá el martes ante el Parlamento Europeo para hacer balance de la presidencia española de la UE y exponer los avances logrados durante un semestre complicado, tanto desde el punto de vista institucional como económico.
Hace seis meses la mayoría de los grupos parlamentarios respaldaron el programa que presentó Zapatero para los seis meses, pero, tras las críticas del PP a la gestión de la presidencia, son previsibles también los reproches desde los escaños de los populares europeos.
Zapatero vuela mañana a Estrasburgo con el aval del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, quien, en una carta dirigida al presidente del Gobierno, se mostró convencido de que los últimos seis meses marcarán "un antes y un después" en la construcción de un gobierno económico en la UE.
En su misiva, a la que ha tenido acceso Efe, Barroso considera el impulso dado por la presidencia española al Tratado de Lisboa una nuestra del espíritu europeo de los españoles y agradece al Gobierno su "empuje y apoyo".
A su juicio, España es un país que defiende los intereses nacionales, pero que siempre pone en primer plano la construcción europea en aras del interés común.
Entre los logros del semestre, destaca los progresos en materia de supervisión y regulación de los mercados financieros, la decisión de hacer públicos los test de resistencia de los bancos, el mecanismo de estabilización europeo para hacer frente a eventuales rescates de países miembros o la coordinación de las políticas económicas.
No ha logrado Zapatero, al menos en España, uno de los objetivos que defendió hace seis meses ante el Parlamento Europeo, donde abogó por "un gran pacto social entre empresarios y sindicatos" frente a la crisis.