Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero defiende negociar "con todos" para lograr el alto el fuego en Gaza

Abbás y Zapatero se han reunido en la Moncloa. Vídeo: Atlastelecinco.es
El presidente español ha expresado su deseo de una Palestina "unida, liderada desde la razón, el diálogo y la actitud constructiva, no liderada desde la acción violenta", y con soluciones a medio plazo que deben salir, en gran parte, de un consenso árabe.
Zapatero ha expresado de forma reiterada a Abbás el rechazo de España a las conductas "provocadoras" que desde Hamás provocaron el final de la tregua, y también de la reacción "desmedida" por parte de Israel, una espiral de violencia que está acabando con vidas humanas inocentes y que con el tiempo, auguró, se comprobará "inútil".

También ha insistido en que la única paz duradera llegará con el reconocimiento del Estado palestino y las garantías de seguridad para Israel y en ello, aseguró, colaborará activamente España.  A la pregunta de si considera necesaria una interlocución directa con Hamás a pesar de ser considerado grupo terrorista por la Unión Europea, reiteró su respaldo a todos los esfuerzos para lograr un alto el fuego permanente.
Abbás reclama una paz permanente
Por su parte, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbás, ha reclamado una "presencia internacional efectiva" sobre el terreno para garantizar la estabilidad. El mandatario reclama que no haya una paz "provisional", sino "permanente", y para ello considera necesario que una fuerza internacional sobre el terreno "proteja a nuestro pueblo de esta tragedia, impida que se repita, levante el bloqueo y se abran los pasos".

Su reclamación, junto a esa presencia internacional, es recuperar el diálogo entre los palestinos, divididos y enfrentados entre los defensores de su autoridad y los partidarios de Hamás, una tarea complicada habida cuenta de que su propio mandato concluye mañana y Hamás ya ha anunciado que no lo reconoce.

Ademas, ambos mandatarios han mostrado su confianza en que el disparo de cohetes desde el sur de Líbano contra el norte de Israel "sea un hecho aislado". Además esperan que no deteriore la situación que se vive en la región con el conflicto en la Franja de Gaza. BQM