Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero condena la detención del presidente de Honduras y exige su reposición en el cargo

Militares hondureños rodean la casa presidencial en Tegucigalpa. EFEtelecinco.es
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado hoy su "más enérgica" condena por la detención y expulsión "ilegal" del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y ha exigido su "inmediata" reposición en el cargo para el que fue democráticamente elegido.
En un comunicado, el jefe del Ejecutivo reafirma su convicción de que la solución a cualquier disputa "debe buscarse siempre desde el diálogo y el respeto a las normas democráticas".
Rodríguez Zapatero considera "inaceptable" que, por la vía de hechos consumados, se altere el orden constitucional y la estabilidad democrática de Honduras y recuerda que no hay ni puede haber solución a la crisis hondureña "fuera del marco constitucional de aquel país".
Expresa, asimismo, su apoyo a la Organización de Estados Americanos (OEA) y espera que la misión que ésta va a enviar a Honduras "favorezca un diálogo franco y respetuoso de la institucionalidad entre todos los actores políticos y sociales hondureños".
El Gobierno español seguirá concertándose con otros países de la región, de la Unión Europea y de la Comunidad Internacional "para encontrar una salida a la presente crisis", añade la nota facilitada por Moncloa.