Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero aboga por una reforma limitada de la Constitución y descarta por ahora abrir la vía federal

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha abogado este lunes por una reforma limitada de la Constitución, que ha definido como una "disposición adicional", para dar una salida al desafío soberanista, descartando así abrir ahora un proceso federalista que implique un cambio de mayor calado de la Carta Magna.
De esta manera, Zapatero se ha desvinculado de la línea política que defiende el nuevo PSOE liderado por Pedro Sánchez, partidario de abrir ya una vía federal que sirva de 'tercera vía' entre el "inmovilismo" del Gobierno de Mariano Rajoy y el "independentismo" del Govern catalán.
"Falta tiempo, hace falta paciencia y ser claros si queremos darle una vía federal", ha comentado el exjefe del Ejecutivo, que se ha mostrado partidario de desarrollar en un futuro un "programa claro" que contemple la vía federal antes de la aprobación en referéndum del cambio constitucional.
Zapatero ha dicho que no cree que sea el momento de grandes reformas de la Constitución porque requieren "necesidades muy amplias de consenso" que ahora no se dan. Por eso, ha dicho, la solución es "una reforma a plazos".
De esta forma, ha apostado por una reforma "concreta" para que Cataluña recupere "lo que pensó que perdió con la sentencia del Tribunal Constitucional" cuando anuló parte del Estatut y de la que personalmente, ha dicho, "discrepó y discrepa".
Zapatero ha considerado que esta sentencia fue un error, porque el Estatut fue aprobado "legítimamente" por el Parlament y dicha anulación es la que ha generado la situación actual. En este sentido, ha dicho que quiere vivir en un país donde hasta el presidente del Gobierno "pueda sentirse muy incómodo con la sentencia de un tribunal".
NO HABRÁ CONSULTA
El expresidente ha pronosticado que la consulta soberanista no se producirá, porque la experiencia de los referendo de Escocia y de Quebec "lo desaconseja". En este sentido, Zapatero ha dicho que atendiendo a esos dos ejemplos, ante "una pregunta abstracta, sin un programa", se abren numerosas preguntas que no se pueden resolver.
El expresidente ha intervenido en la presentación del libro 'Democracia federal', que ha presentado el exministro de Justicia Francismo Caamaño esta tarde en la Fundación Diario Madrid.
Al acto han asistido numerosos exdirigentes del PSOE como la exministra de Defensa Carma Chacón, la exvicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega y el exministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Miguel Ángel Moratinos.