Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero: "Tenemos una tasa de paro inasumiblemente alta"

El jefe del Ejecutivo asegura que defenderá "donde haga falta" que la reforma laboral evitará despidos. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
"Austeridad y esfuerzos". El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantiene el discurso que le llevó a aprobar el plan de recortes más duro en la historia de la democracia antes de anunciar que los Presupuestos Generales del Estado para 2011 serán "más restrictivos" con "una reducción media de cada departamento ministerial del 15 %". Sin embargo, el mismo día que se hecho público que la tasa de paro es del 20,09 % y el número de parados ha aumentado en 32.800, Zapatero ha reconocido que "tenemos una tasa de paro inasumiblemente alta" y apuntala las polémicas medidas de los últimos meses en que son "reformas decisivas para el futuro de nuestra economía". Sobre la prohibición de los toros en Cataluña, pide que no se politice aunque él no es partidario de las prohibiciones. Ante las pregutas de los periodistas sobre su futuro, Zapatero guarda silencio.
El jefe del Ejecutivo ha repasado los últimos seis meses de Gobierno y ha defendido cada una de las medidas aprobadas. Apelando a la "austeridad y al esfuerzo" para salir de la crisis que asegura recrudeció el problema griego, Zapatero ha comenzado su balance por los recortes acometidos con el "compromiso de reducir el déficit". 
Con el horizonte de reducción del 6 % para 2012 y el 3 % para 2013 , ha anunciado que "los presupuestos de 2011 serán necesariamente restrictivos y austeros" con "una reducción media de cada departamento ministerial será del 15 %".
Defensa cerrada de la reforma laboral
Sobre la reforma laboral y la aprobación de las enmiendas este jueves en la Comisión de Trabajo del Congreso, ha defendido que "es ante todo una reforma que da flexibilidad a las empresas para que ante circunstancias adversas con su sector puedan tomar otras medidas antes de llegar al despido. La reforma es un todo y, por tanto, con las reformas internas buscamos evitar despidos y vivir nuevamente en una situación de crisis futura".
Zapatero ha asegurado que defenderá "donde haga falta" que la reforma laboral que aprobó este jueves el Congreso "evitará despidos" y aumentará la estabilidad en el empleo. Sobre la enmienda pactada entre PSOE y PNV, considera que "hace que haya de verdad causas objetivas por razones económicas" para permitir la rescisión de un contrato, algo que no pasaba antes, cuando en esta crisis han sido precisamente esas causas económicas las que han obligado a despedir la mayoría de las veces.
"En profundidad"
Una vez aprobada la Reforma Laboral, el Gobierno quiere introducir má medidas. El jefe del Ejecutivo ha anunciado que acometerá una "reforma en profundidad" de las políticas activas de empleo, porque los servicios públicos de colocación, admitió, "están lejos de lo que deseamos como país". El jefe del Ejecutivo ha admitido las carencias de los servicios públicos de empleo para propiciar apoyo a los empleados, favorecer la empleabilidad o gestionar con más eficacia la intermediación y la formación, y por eso insistió en la necesidad de estos "cambios significativos" que se van a acometer en el sistema.
Zapatero ha anunciado también que, en el Consejo de Ministros del próximo 20 de agosto, se aprobará la prórroga de la ayuda de 426 euros para los parados que han agotado la cobertura por desempleo. CGS