Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zelaya es recibido en Nicaragua por Chávez, Correa y Ortega

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, destituido por el Parlamento y enviado a la fuerza por los militares hondureños a Costa Rica, habla durante una rueda de prensa en San José (Costa Rica), antes de partir de este país rumbo a Managua en un avión enviado expresamente por el gobierno venezolano. EFEtelecinco.es
El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llevado por la fuerza a Costa Rica y destituido por el Parlamento de su país que nombró en su lugar a Roberto Micheletti, llegó hoy a Nicaragua para participar en una reunión urgente de la ALBA, que exigirá sea restituido en su cargo.
Zelaya, que llegó en un avión enviado por el gobierno venezolano, fue recibido con aplausos, vivas y abrazos por los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela; Rafael Correa, de Ecuador y el anfitrión de Nicaragua, Daniel Ortega.
También lo recibió el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en representación del presidente de ese país, Raúl Castro.
Zelaya, que no hizo declaraciones, partió junto a los demás presidentes en una caravana de vehículos escoltada por agentes de seguridad hasta un centro de convenciones donde se celebrará la reunión extraordinaria de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA).
Chávez anunció hoy, en Caracas, una reunión urgente de la ALBA para apoyar a Zelaya y a la democracia hondureña, convocada por Ortega, según dijo el gobernante venezolano.
El líder sandinista dijo que el "golpe" contra Zelaya es parecido al sufrido por el presidente Salvador Allende, en 1973, y el sufrido temporalmente por el mismo Chávez, en 2002.
Chávez advirtió a su llegada a Managua que habrá una "revolución violenta" en Honduras si los militares disparan contra el pueblo que protesta a favor de Zelaya.
"Que no vayan los militares de Honduras a arremeter con sus armas contra el pueblo desarmado, porque estarían abriendo el camino a revoluciones violentas", señaló el gobernante venezolano.
Antes de esa advertencia, Chávez adelantó que en la reunión de la ALBA se hará lo que "haya que hacer" para restituir en la Presidencia de Honduras a Zelaya, porque "no vamos a permitir más gorilas en este continente".
Entre esas "cosas", Chávez mencionó presiones de tipo político, diplomático y social, así como apoyo moral para restituir a Zelaya en la Presidencia de Honduras.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue el primer mandatario en llegar a Nicaragua para participar en esa reunión y declaró que se encuentra en este país "para defender la democracia no sólo en Honduras, sino que en América Latina".
La ALBA está integrada por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, San Vicente y Las Granadinas, y Venezuela.
En Managua están previstas para hoy y mañana reuniones de presidentes de la ALBA, el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y del Grupo de Río para tratar la crisis en Honduras y ayudar a que Zelaya, que también asistirá, sea restituido en el cargo.
El mandatario hondureño fue obligado hoy por militares a abandonar el país con rumbo a Costa Rica, horas antes de que comenzara una consulta popular que había convocado con el fin de reformar la Constitución del país y que había sido declarada ilegal por el Parlamento y el Tribuna Supremo.